Casi la mitad de los profesores de ESO se enfrentó el curso pasado a un intento de boicot por parte de algún alumno

MADRID, 25 (EUROPA PRESS) Casi la mitad de los profesores de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de la Comunidad de Madrid se enfrentó durante el pasado curso escolar a algún intento de boicot por parte de algún alumno, según se desprende del estudio 'La experiencia de los docentes vista por ellos mismos: una encuesta a profesores de enseñanza secundaria de la Comunidad de Madrid', elaborado por la Fundación IE. En dicho informe, presentado hoy en un acto donde ha participado la consejera de Educación, Lucía Figar, los encuestados contestaron, en referencia a sus alumnos de ESO del curso anterior (el 2007-2008), cuántas veces intentó algún alumno impedir que diera sus clases, y la media obtenida es de 11,5 veces, lo cual es considerado como una media alta, según sus responsables, aunque hay que tener en cuenta que, más o menos, para la mitad de los profesores no se dio un acontecimiento de este tipo. De hecho, la media general la sube en mayor medida el 5 por ciento de profesores que aseguran que en más de 50 ocasiones han visto peligrar el orden natural de la clase. Con todo, la diferencia entre los centros públicos y los privadoso concertados es muy nítida, ya que en el caso de los profesores de instituto, tres quintos se han encontrado en alguna ocasión con un intento de boicot en el aula. De hecho, el 22 por ciento se ha encontrado en más de 11 ocasiones con esta situación. Frente a estos, casi dos tercios de los profesores de centros concertados o privados dejan de mencionar ese tipo de boicots y sólo el 6 por ciento de estos profesores reconoce haber tenido más de 11 veces que afrontar un problema de esta índole. En general, la de los centros públicos ronda los 18 actos de boicot de media, que cuadruplica con creces la de los centros privados o concertados, que ronda los cuatro. MÁS DE LA MITAD RECONOCE ACOSO ESCOLAR Por otra parte, los responsables del estudio intentaron conocer su percepción del acoso escolar entre los estudiantes de ESO en Madrid. Pensando en sus alumnos de ESO el curso pasado, casi la mitad de los profesores tuvo noticia de algún caso de acoso entre ellos. En concreto, una cuarta parte, tuvo conocimiento de un caso; una octava parte, de dos; y una décima parte de más de dos. Sin embargo, la otra mitad no tuvo noticia de ninguno. Así, el nivel de acoso escolar percibido parece inferior en los centros concertados o privados. El 22 por ciento de los profesores de institutos reconoce haber conocido un caso frente al 28 de los privados. Sin embargo, el porcentaje aumenta en la pública cuando el acoso es a más de un alumno: el 15 por ciento dice conocer dos casos en los IES mientras que en los privados o concertados, este dato desciende al 9 por ciento. Además, el 11 por ciento de los de la pública conoce más de dos casos frente al 9 por ciento de la privada. A pesar de estos resultados, los profesores aseguran que las relaciones con sus alumnos son buenas y elogian la eficacia del centro a la hora de formar buenos hábitos. No obstante, un tercio de los alumnos no acaba de encajar y una minoría plantea problemas serios. Así, la estimación media del porcentaje de alumnos que mantienen una actitud de rechazo o desafío a las normas escolares se situó en el 14 por ciento. En este caso, la distribución estaba más concentrada, puesto que un 84 por ciento de los profesores consideraron que el rechazo de sus alumnos era inferior al 21 por ciento del total. Las estimaciones superiores al 50 por ciento fueron en este caso muy pocas, y apenasllegaron al 5 por ciento. De nuevo, la media de estimaciones para centros públicos fue más alta que para el resto de centros, aunque la diferencia entre ambos fue pequeña, el 15 por ciento frente al 7 por ciento. PADRES POCO IMPLICADOS Por otro lado, el 90 por ciento de los encuestados (unos 502 tutores de ESO) cree que la responsabilidad principal de la educación de los hijos recae en las familias, pero puestos a estimar el porcentaje de los alumnos con padres verdaderamente implicados en su educación, el porcentaje medio obtenido es del 53 por ciento. Así, sólo el 9 por ciento cree que los padres se dedican a sus hijos en más del 80 por ciento; el 12 por ciento más de 71 por ciento; y el 17 por ciento no llega a la mitad. En este caso, los padres que llevan a sus hijos a centros concertados o privados están, en general, más implicados: el porcentaje medio entre los profesores de centros públicos (47%) es inferior al de los centros privados o concertados (59%). Además, también se ha comprobado si sus hijos acaban las tareas escolares que tienen que hacer en casa. Así, al estimar el porcentaje de padres que se comporta de esa manera, el porcentaje medio obtenido es inferior al de padres verdaderamente implicados,con un 41 por ciento. En esta ocasión, no son pocos los profesores que eligen un porcentaje por debajo del 21 por ciento (casi un cuarto) y son menos los que citan un porcentaje superior al 50 por ciento (un cuarto). Elporcentaje medio estimado en los centros públicos (36%) también es inferior al estimado en el resto (47%).