EDU afirma que el rectorado de la UZ se compromete con la mayor parte de sus propuestas a los presupuestos de 2009

ZARAGOZA, 30 (EUROPA PRESS) El colectivo Estudiantes en Defensa de la Universidad (EDU) ha afirmado hoy que el rectorado de la Universidad de Zaragoza se ha comprometido con la mayor parte de sus propuestas para los presupuestos de la institución académica de 2009. Según han explicado en un comunicado, cuatro de las 11 enmiendas presentadas eran técnicas y han sido aceptadas. Respecto al resto, el vicerrector de Economía de la Universidad de Zaragoza, Javier Trívez, "se ha comprometido a defender una subida de tasas moderada dentro de los límites que marca el Consejo de Universidades", han precisado desde EDU. Asimismo --han continuado-- el vicerrector ha señalado que si el incremento es elevado se destinará a becas y ayudas al estudio. Además, se dotarán de complementos extraordinarios para asociaciones de estudiantes si se demuestra su necesidad. El vicerrector también se ha comprometido a sacar adelante un plan de compatibilización entre estudios y trabajo; se abre un proceso para estudiar los porcentajes de éxito en la docencia; y se ha iniciado una política de control del gasto en comunicaciones. En relación con este último tema, desde EDU han indicado que al no haber compromiso sobre el apartado de fotocopias se ha producido una votación, que ha acabado con el rechazo de esta alegación. Las enmiendas de EDU pedían que la subida de tasas fuera la mínima que marca la legalidad vigente; la creación de 274 becas de 2.000 euros cada una; incrementar los recursos a las organizaciones de estudiantes hasta los 95.000 euros; y destinar 60.000 euros a dotar de recursos a un plan de compatibilización de estudios y trabajo. Asimismo, solicitaban no incrementar las tasas por segunda o tercera matrícula si había menos de un 30 por ciento de aprobados sobre matriculados; que las fotocopias obligatorias sólo tuvieran un coste de 0,01 euros, y reducir el gasto en correo y teléfono para destinar esos recursos a dotar de sistemas informáticos a las salas de usuarios.