El Govern aprueba el Decreto Grimalt, que prevé ser convalidado el 9 de junio en el Parlament

PALMA DE MALLORCA, 29 (EUROPA PRESS) El Consell de Govern aprobó hoy el Decreto ley de medidas ambientales para impulsar las inversiones y la actividad económica de Baleares, conocido como Decreto Grimalt, que prevé ser convalidado por el Parlament en el último pleno del actual periodo de sesiones, fijado para el 9 de junio, y que se presenta como una medida dirigida a agilizar los trámites de una treintena de proyectos al año en materia sanitaria, educativa y deportiva a fin de hacer frente a la actual situación de crisis. En rueda de prensa posterior, el conseller de Medio Ambiente, Miquel Angel Grimalt, manifestó que, sin descuidar "en absoluto" las garantías ambientales de los proyectos públicos y privados que se pongan en marcha, su departamento tiene como objetivo establecer un conjunto de medidas urgentes que agilicen las tramitaciones y reduzcan plazos con la finalidad de impulsar las inversiones y las actividades económicas. "Al fin y al cabo, sin menguar las garantías ambientales de proyectos, actividades, planos y programas", manifestó el conseller, quien recordó que el decreto permitirá que proyectos de interés público sometidos a evaluaciones ambientales como depuradoras, infraestructuras de abastecimiento de agua, centros docentes, instalaciones polideportivas, redes eléctricas y, por ejemplo, las carreteras incluidas en los convenios insulares con el Gobierno central verán reducido su plazo de tramitación ambiental en mitad del tiempo habitual hasta ahora. Esta reducción en los plazos supondrá un impacto económico "favorable" con inversiones adelantadas y creación de puestos de trabajo en un tiempo más corto que el previsto inicialmente, tal y como recalcó Grimalt, quien puntualizó que la duración en la aplicación del decreto será indefinida ya que "en tiempos de dificultad económica es bueno simplificar trámites, pero también lo será en épocas de bonanza". Cabe recordar que sobre las evaluaciones de impacto ambiental y las evaluaciones ambientales estratégicas, el decreto permite reducir los plazos en los trámites de la Conselleria y establece plazos a otras Administraciones y promotores, además de simplificar los procedimientos. Los equipamientos sanitarios y docentes no previstos en el planeamiento urbanístico que no ocupen más de 2.700 metros cuadrados de parcela y los equipamientos deportivos que no ocupen más de 1.700 metros cuadrados no estarán sujetos a evaluación de impacto ambiental, según especificó.

El conseller agregó también que todas las modificaciones restrictivas de planeamientos urbanísticos y ambientales no estarán sometidas a tramitación ambiental, al igual que tampoco estarán sometidos los catálogos de patrimonio histórico, los planes de ordenación de los recursos naturales ni los planes rectores de usos y gestión, siempre que supongan un mayor grado de protección patrimonial y ambiental. Mientras, las empresas gestoras de residuos que hayan finalizado su periodo de autorización podrán continuar con su actividad mientras se resuelve su solicitud de renovación.

En cuanto al hecho de que se haya retirado del Decreto Grimalt el punto que permitía la realización de obras en zonas turísticas durante el verano, el titular de Medio Ambiente aclaró que se había previsto este aspecto inicialmente para el impulso de actuaciones principalmente contempladas en el denominado Plan-E, aunque manifestó que se ha valorado que "para Baleares el turismo es la actividad que genera más ingresos y optamos por protegerla". "Queremos incentivar este ámbito y, por tanto, este punto no iba en consonancia con el conjunto del decreto", incidió el conseller, quien aseveró que quedan 35 puntos "positivos" en el decreto por lo que una hipotética pérdida de efectividad debido a esta retirada "será muy relativa en relación con el conjunto de la Ley".