La Junta de Personal docente acusa al Principado de mantener una actitud "hipócrita" y "ningunear" al profesorado

OVIEDO, 26 (EUROPA PRESS) La Junta de Personal docente no universitario hizo público hoy un comunicado en el que acusa al Principado de mantener una actitud "hipócrita" y de intentar "ningunear" al profesorado. En dicho comunicado, los sindicatos aseguran que la convocatoria de huelga del profesorado de Asturias para el próximo día 1 "está provocando el pánico en el gobierno y haciendo que los consejeros Ana Rosa Migoya e Iglesias Riopedre se contradigan, mientan y desinformen a la sociedad". Pero consideran que al profesorado "no se le puede seguir engañando porque las declaraciones de la consejera Migoya afirmando que en Asturias se está pagando la carrera profesional a todos los funcionarios incluidos los docentes son una falsedad, ya que sólo se está pagando un complemento a cuenta que está siendo cobrado por una parte del profesorado, no por todos". Asimismo, recordaron que cuando se puso en marcha el plan de evaluación, el Consejero aseguró "que no tenía efecto alguno y que sólo se trataba de un experimento de cara a la futura ley de la función pública asturiana". Asimismo, calificaron de "vergonzoso" que el Consejero diga que los docentes tienen una jornada laboral de 25 horas semanales "cuando es de 37,5 horas semanales mientras que la del conjunto de los empleados públicos es de 35 horas". Por ello, lamentaron la "actitud hipócrita del ejecutivo que por un lado insta a determinadas empresas a abrir el diálogo con los sindicatos como el caso de Arcelor, mientras que en el suyo propio sigue utilizando burdas disculpas para seguir ninguneando al profesorado". "Es totalmente vergonzoso que el Consejero hable ahora de que los sindicatos nos negamos a negociar la oferta de empleo público cuando ante las propuestas de los sindicatos de la Junta de Personal exigiendo negociación", dice el comunicado. Los sindicatos consideran que la situación es insostenible para el profesorado que "al que se tiene más ocupado y preocupado por cuestionarios absurdos que por su labor docente".