Profesores chilenos consideran "exitoso" el paro en rechazo a ley de educación

  • Santiago de Chile, 2 abr (EFE).- El Colegio de Profesores de Chile informó hoy que al menos un 90 por ciento de sus asociados en el país paralizaron sus actividades en rechazo a la aprobación de la Ley General de Educación (LGE) aprobada el miércoles en el Congreso chileno.

Profesores chilenos consideran "exitoso" el paro en rechazo a ley de educación

Profesores chilenos consideran "exitoso" el paro en rechazo a ley de educación

Santiago de Chile, 2 abr (EFE).- El Colegio de Profesores de Chile informó hoy que al menos un 90 por ciento de sus asociados en el país paralizaron sus actividades en rechazo a la aprobación de la Ley General de Educación (LGE) aprobada el miércoles en el Congreso chileno.

"Este ha sido un paro exitoso, rotundo e indesmentible que incluso reconoció el ministerio de Educación, que nunca reconocía nada", señaló el presidente de la entidad Jaime Gajardo.

Gajardo señaló que las provocaciones de algunos grupos en el centro de la capital chilena donde se reunieron más de tres mil profesores y alumnos no empañaron las actividades programadas por el gremio.

Gajardo junto a los dirigentes nacionales Juan Soto, Luis Madariaga y Luis Hernández, sostuvo que es el Gobierno quién tendrá que responder por los profesores heridos "y maltratados en forma indigna".

También resultaron lesionados al menos seis carabineros, algunos de los cuales debieron ser trasladados al hospital institucional cuando la policía debió utilizar carros lanzaaguas para dispersar a los manifestantes que comenzaron a lanzar proyectiles.

Oficialmente no se informó de detenidos, aunque Gajardo precisó que Carabineros detuvo a tres dirigentes del gremio cuando el grupo se dirigía al ministerio de Educación a entregar un documento.

La convocatoria de los profesores se produjo después de que el Congreso aprobara en último trámite legislativo, tras más de un año de tramitación, el proyecto de la LGE, que al ser ley orgánica debe ser ratificada en el Tribunal Constitucional antes de ser promulgada.

Ese texto reemplaza a la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza (LOCE), impuesta en los años 80 por la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), que según sus detractores consagra el lucro en la educación, permite la selección de alumnos y aumenta la desigualdad.