Profesores de lengua y literatura reclaman una tercera hora de catalán en Bachillerato

BARCELONA, 12 (EUROPA PRESS)

La Plataforma de profesores en defensa del catalán en el Bachillerato reclamaron hoy a la Conselleria de Educación de la Generalitat que obligue a impartir una hora más de catalán a la semana en Bachillerato, para volver atrás en la aplicación del Decreto del nuevo Bachillerato, que ha reducido de tres a dos las horas semanales de catalán en favor de las asignaturas de modalidad.

En rueda de prensa, el profesor de Secundaria Ferran Gadea calificó de "sorprendente" que en Cataluña se intente no aplicar la tercera hora de castellano en la Primaria que ordena la Ley Orgánica de Educación (LOE), y que por otra parte, la Conselleria "reduzca las horas de catalán en Bachillerato sin que nadie presione", lo que consideró que se trata de un "caballo de batalla".

El nuevo decreto se aplica ya en el primer curso de Bachillerato, y pasará al segundo curso a partir de septiembre, con lo que se dejan de impartir 70 horas por curso de lengua y literatura catalanas en favor de la transversalidad.

El profesor Josep Rosell criticó que es una "falacia" el argumento de que los alumnos de Secundaria alcanzan el Bachillerato dominando el catalán, y consideró que la llegada de inmigrantes a las aulas requiere un "esfuerzo suplementario" para que el catalán sea la lengua vehicular en las aulas.

Rosell indicó que la situación lingüística en las aulas es "desoladora", y lamentó que tras haber devuelto el prestigio al catalán después de 30 años "vuelve a bajar alarmantemente", a lo que añadió la "presión" de los escolares inmigrantes. Señaló que en Bachillerato "no hay aulas de acogida de inmigrantes", que ayuden a integrarlos en el uso del catalán.

Bajo el respaldo de entidades como Òmnium Cultural y Plataforma per la Llengua, estos profesores han redactado un manifiesto que entregarán al conseller de Educación, Ernest Maragall, a la espera de que les reciba en una reunión.

Asimismo, celebrarán hoy un encuentro con los 800 firmantes del manifiesto, entre los que están los Premis d'Honor de les Lletres Catalanes, profesores de todas las universidades catalanas y autores como Víctor Alexandre, Jordi Coca, Patrícia Gabancho y Pilar Rahola.