Profesores, padres y alumnos se encierran en centros educativos de la región por una educación pública de calidad

(((Esta noticia sustituye a la anterior sobre el mismo tema por un error en las fechas)))

Una manifestación organizada el jueves en la capital pondrá punto y final a los actos a favor de una educación y enseñanza públicas

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

Centros educativos de 33 municipios de la Comunidad de Madrid y de la capital acogerán esta tarde encierros de profesores, padres y alumnos a favor de la inversión en la enseñanza pública, por la dignificación de sus profesionales y por la negociación de un nuevo acuerdo de enseñanza con el Gobierno regional.

La plataforma integrada por los sindicatos FREM-CCOO, FETE-UGT, CSI-CSIF, CSIT Unión Profesional y STEM, que recoge casi al 80 por ciento del profesorado de la enseñanza pública de la región, ha organizado también una manifestación para este jueves, que recorrerá las calles de la capital desde Cibeles hasta el Metro de Sevilla a partir de las 18.30 horas. El objetivo es, según los convocantes, ponerle "0 estrellas a Esperanza Aguirre", en referencia al anuncio de la Consejería de Educación de crear una orden para otorgar estrellas meritorias a los institutos de la región según su trabajo con el alumno.

Estas movilizaciones en la educación madrileña se convocan con la intención de pedir un cambio de rumbo en las políticas educativas, un mayor refuerzo y una mayor apuesta por la educación y la enseñanza que se concretan en la exigencia de un acuerdo educativo para Madrid, según recoge la Plataforma.

Los sindicatos se niegan a la privatización de la enseñanza pública por lo que solicitan a la Administración regional la ampliación de la red pública de centros, manteniendo la titularidad y la gestión pública de los públicos. También reclaman planes de atención preferentes para la escuela pública y se niega a la cesión o a la venta de suelos, dotaciones, edificios o centros públicos; entre otras solicitudes.

Por otro lado, desde la Plataforma se pide también la dignificación de sus profesionales a través de varias cuestiones. En primer lugar dicen "no" a la congelación salarial de los complementos específicos y piden el cumplimiento del acuerdo del 100 por cien de los complementos en las pagas extras. Además, exigen mejores condiciones laborales del personal interino, itinerante, en expectativa, desplazados y suprimidos o la convocatoria inmediata de las oposiciones en Primaria con todas las plazas necesarias.

Según los sindicatos, todas estas peticiones deben convertirse en un acuerdo que incluya un plan de rehabilitación para los centros que lo necesiten, la creación de algunos nuevos, y la negociación en la mesa sectorial de todas las condiciones laborales y retributivas del profesorado y homologación de las comunidades de simular renta.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de FETE-UGT, José Vicente Mata, aseguró que la manifestación del jueves "es necesaria para hacer ver a la sociedad el estado de la educación madrileña".

Para Mata, desde el Gobierno regional no paran "de sacar fuegos de artificio para que se vea la calidad de la educación", cuando en realidad "se anula todo lo que puede ayudar en la enseñanza, como medidas compensatorias, que hace que las condiciones sean cada vez más difíciles".

Según Mata, el único objetivo de estas movilizaciones es que la labor de los docentes sea valorada y que desde la Administración se les ponga al alcance los medios necesarios para realizar un correcto "trabajo de base" que ofrezca "excelencia a los madrileños".