USO apoya la concertación en los centros que permitan la "variedad de modelos educativos"

SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS) La responsable de la Federación de Enseñanza de USO Cantabria, Mercedes Martínez Zubimendi, mostró hoy el apoyo de su sindicato a las centros que permitan la "variedad de modelos educativos", al tiempo que abogó por la "libertad de educación y de elección". Para USO, las críticas que se realizan en estos momentos a situaciones como la del colegio Torrevelo, para el que STEC y UGT han pedido que se le retire el concierto con Educación apelando a su discriminación por sexos, obedecen a un "intento de imponer un único modelo de escuela, frente a los que pensamos que pueden y deben existir distintas opciones para que las familias puedan elegir libremente". Martínez Subrayó que la elección "sólo" se podrá realizar en igualdad de condiciones si existe el modelo de concierto educativo. "De lo contrario estaríamos ante una situación claramente discriminatoria, sólo quien tenga recursos podrá elegir la educación que quiere para sus hijos", sostuvo. A su juicio, ello será reflejo de un sistema verdaderamente democrático, en el que la educación no sea un monopolio del Estado, ni de las Comunidades Autónomas, sino un derecho fundamental. En consecuencia, USO aboga porque "no se pueda imponer ni un modelo ni otro, ni la educación privada, ni la pública, ni la mixta ni la diferenciada; al contrario, se deben ofertar todos en igualdad de condiciones". La responsable de Enseñanza de USO explicó que la educación diferenciada es un modelo que conforma un proyecto educativo y que conocen previamente los padres y madres que libremente optan por él "en el ejercicio del derecho constitucional que les asiste de educar a sus hijos". Así, Martínez detalló que la Convención de la Unesco sobre la lucha contra las discriminaciones en la enseñanza, excluye de situaciones de discriminación a "la creación o el mantenimiento de sistemas o establecimientos de enseñanza separados para los alumnos de sexo masculino y para los de sexo femenino, siempre que estos sistemas o establecimientos ofrezcan facilidades equivalentes de acceso a la enseñanza". En consecuencia, señaló, la existencia de este tipo de centros "no conlleva ningún tipo de discriminación", y, por el contrario, "son centros debidamente autorizados por las Administraciones educativas para impartir la enseñanza" en los que se "facilita otra opción pedagógica para que los padres pueden libremente escoger de acuerdo a sus propias convicciones". De esta forma, consideró que la legalidad de la existencia de estos centros no es el "objeto" de la cuestión, sino si deben ser concertados. "Pues bien la respuesta es sencilla, para el acceso al concierto educativo deben cumplir que estén autorizados, que exista demanda de ellos, y cubran necesidades de escolarización", indicó. Para Martínez, ambas condiciones las cumplen este tipo de centros, "que obviamente sí están autorizados ya que están en funcionamiento o han cumplido los trámites legales para ello". Y en cuanto a que exista demanda y cubren necesidades de escolarización, lo consideró "tan evidente como ver que sus aulas están llenas". "Desde USO se apuesta porque existan y se promuevan centros que desarrollen la coeducación, pero el mismo derecho tienen los que en virtud de la autonomía organizativa y pedagógica plantean un modelo de educación diferenciada", resaltaron, mientras afirmaron que este sindicato "siempre defenderá el sano pluralismo escolar".