Aspirantes a porteros suspensos recurrirán el examen porque consideran que la evaluación no fue correcta

La Comunidad dice que los candidatos están en su derecho de reclamar aunque asegura que el examen se hizo con asesores y un tribunal MADRID, 21 (EUROPA PRESS) Aspirantes a portero que suspendieron el pasado 14 de marzo la pruebas de acceso de la Comunidad de Madrid van a presentar una solicitud a la Academia de Policía para recurrir el examen, ya que consideran que la evaluación no ha sido correcta y no se les han dado explicaciones sobre sus 'no aptos'. Según informó hoy a Europa Press el presidente de la Asociación Nacional de Porteros Profesionales (ANPP), Rafael de Castro, su organización va a elaborar un modelo de recurso para sus socios. No obstante, aclaró que la asociación no pedirá la rectificación del examen porque consideran que fue correcto pero "enrevesado", y así será cada aspirante la que la formalizará de forma independiente. Eso sí, De Castro solicitó a la Comunidad de Madrid que permita la posibilidad de corrección del examen por parte de los solicitantes, ya que considera que en el caso de los psicotécnicos, no se conoce el criterio de calificación. "La prueba psicotécnica --en la que han suspendido la mayoría de los que no han superado la prueba-- tenía preguntas complicadas que había que leer dos veces. No sé si un extranjero que no conoce bien el idioma entendería a la perfección", apunte. Por su parte, fuentes de la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior señalaron a Europa Press que los suspendidos están en su "pleno derecho" a recurrir el modelo de examen y a exigir las correcciones oportunas. Sin embargo, destacaron que la Comunidad de Madrid contó con el asesoramiento de una serie de especialitas en cuestiones psicotécnicas para confeccionar el examen y de un tribunal evaluador. Además, desde el departamento que dirige Francisco Granados manifestaron que en la prueba psicotécnica se evaluaron factores de personalidad como la hostilidad, la agresividad o el desajuste emocional, "obteniéndose puntuaciones directas de las candidaturas y en las que el suspenso se encuentra en los extremos más alejados de la media". "No se evalúa si la respuesta es verdadera o falsa, sino la tendencia psicológica que presentaban los aspirantes", agregaron. NO HABRÁ PORTEROS EN LAS PUERTAS "DE MOMENTO" Por otra parte, el presidente de la ANPP recordó que, tras el examen, con el que han conseguido la acreditación sólo 1.600 personas, la mayoría de los locales de ocio a partir del 5 de abril no contarán con porteros y serán los propietarios de las discotecas los que regulen el trabajo de controladores de acceso, "algo a lo que tienen derecho por Ley". "Hay que tener en cuenta que 8.000 personas trabajan como porteros en discotecas y otros tantos, hasta llegar a 22.000 en total en otros tipos de establecimientos y conciertos", dijo. Se calcula que en Madrid hay más de 5.000 locales de ocio. Así, recordó que la actual Ley de espectáculos de la Comunidad de Madrid no obliga a los establecimientos a disponer de porteros, a si que pueden prescindir de ellos. Eso sí, si existen, deberán estar acreditados a partir de este Domingo de Ramos. No obstante, según el borrador que desarrolla el decreto, y que aún no ha sido aprobado, se establece que a partir de 75 personas de aforo, se debe contar con un portero, según indicó De Castro. Respecto al proceso de acreditación de porteros, el presidente de la ANPP solicitó a la Comunidad que ponga en marcha más exámenes en los próximas fechas, "cuatro o cinco al año, como en el colectivo de vigilantes de seguridad". Y aunque De Castro siempre ha luchado a favor de la profesionalización de estos trabajadores, criticó la forma en la que está pretendiendo regular esta labor la Consejería del Interior. A su juicio, deberían ser las asociaciones y academias las encargadas de formar a los aspirantes a controladores de acceso y expedir las certificaciones oficiales. "Muchas personas que trabajan como controladores de acceso no se han enterado de que tenían que presentarse al examen y no lo han hecho. Por ejemplo, la propia Comunidad tiene en el Palacio de Deportes, además de vigilantes de seguridad acreditados, cuatro personas en cada puerta que deben contar a partir de abril con el carné y no han hecho el examen", indicó.