La Universidad de Alicante asegura que invitó a la ponente de la UCAM para poner "todas las teorías encima de la mesa"

ALICANTE, 6 (EUROPA PRESS)

La coordinadora de la Oficina Verde de la Universidad de Alicante, Paloma Gómez Schiavon, coordinadora a su vez del V Curso de Ciencia y Sociedad, donde la profesora de bioética de la UCAM, Gloria María Tomás, calificó la homosexualidad como un "enfermedad", aseguró hoy que se le invitó al curso para presentar "todas las teorías encima de la mesa" y que los estudiantes "desarrollen sus propias ideas", según informaron hoy en un comunicado fuentes de la entidad académica.

De esta forma, Paloma Gómez Schiavon señaló que la participación Tomás tuvo lugar dentro de una conferencia titulada 'La persona humana en cuanto cuerpo sexuado', dentro del área temática '¿Nacimientos que salvan vidas?'. "En dicha área participaron diferentes ponentes que dieron su punto de vista sobre el tema, tan respetables en democracia como el de Tomás".

Según Gómez, la profesora de la UCAM "intervino en referencia a una pregunta por parte de la moderadora relativa a las perversiones sexuales, que había introducido dentro del cuerpo de su ponencia". Su contestación "fue muy desafortunada", puesto que expresó "una opinión abiertamente homófoba que, aunque rechacemos y no compartamos, ampara la libertad de expresión en nuestro país".

"La Oficina Verde no está en absoluto de acuerdo en las manifestaciones vertidas por Tomás en relación a la homosexualidad, como pudieron comprobar los cerca de 1.000 asistentes al curso, ya que sus ideas fueron rebatidas inmediatamente por la moderadora de dicha conferencia", continuó Gómez.

Desde la organización del curso, añadió Paloma Gómez, "pretendemos que los estudiantes desarrollen una visión crítica acerca de los temas que se tratan en el mismo, alguno de ellos con gran controversia en la actualidad". Por se invita a ponentes "con puntos de vista diferentes sobre un mismo tema, no identificándose necesariamente la Oficina Verde de la Universidad de Alicante con sus ideas".

"A través de las manifestaciones contrapuestas los alumnos pueden sacar sus propias conclusiones", aseguró Gómez, que apuntó que "en eso consiste la Universidad del siglo XXI, en formar a los estudiantes de una forma veraz, con todas las teorías encima de la mesa y que ellos desarrollen sus propias ideas".