Las facultades de Medicina piden una prueba adicional a la Selectividad que "evalúe la vocación" de los nuevos alumnos

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Las facultades españolas de Medicina han pedido hoy en el Senado la creación de una prueba específica y adicional a la Selectividad con la que regular la entrada de alumnos de nuevo ingreso, evaluando su "vocación y habilidades" además de la nota media que hayan obtenido en el Bachillerato, según explicó hoy el presidente de la Conferencia de Decanos de Facultades de Medicina, Joaquín García-Estañ, tras comparecer en la ponencia de estudio de las necesidades de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud (SNS) de la Cámara Alta.

De este modo, García-Estañ explicó que se trata de una medida que llevan proponiéndolo desde hace mucho tiempo y siempre "cae en saco roto". Sin embargo, confió en que con la nueva reforma de la selectividad --que a partir del próximo año permitirá valorar las asignaturas optativas dependiendo de la facultad en que se quiera entrar-- puede ser posible medir otras capacidades de los alumnos que quieran estudiar Medicina.

No se trata de hacer una entrevista y admitir a mi amigo o al hijo de mi amigo", señaló en declaraciones a Europa Press, sino "valorar la vocación de una forma objetiva y justa" para que alumnos que no superen la nota de corte estipulada puedan estudiar finalmente esta carrera si demuestran tener aptitudes para ello.

A su juicio, desde hace tiempo parece que los estudiantes con buena nota se ven obligados a estudiar Medicina y, sin embargo, "¿por qué un alumno que tiene una gran vocación pero se ha quedado con un 6 de media no va poder ser un buen médico?", lamentó el también decano de la Facultad de Medicina de Murcia, quien advirtió además que "las facultades de Medicina privadas pueden elegir a sus alumnos".

En cualquier caso, y ante el aumento de la demanda de médicos en España, se opuso en el Senado a suprimir los 'numerus clausus', ya que son "un instrumento de planificación para la única licenciatura que requiere especialización para ejercer".

Según García-Estañ, el "auténtico cuello de botella" está en la regulación de la formación especializada, ya que "año tras año las pruebas MIR tienen muchos más solicitantes que plazas ofertadas", criticando a su vez la creación de nuevas facultades de Medicina cuando "no son necesarias tantas y provocarán un exceso de profesionales".

SEIS SOLICITANTES POR PLAZA

El representante de los decanos españoles de Medicina no dudó de que esta licenciatura tiene una demanda creciente y, de hecho, por cada plaza que se oferta anualmente para alumnos de nuevo ingreso hay 6 solicitantes que finalmente se quedan fuera y se ven obligados a estudiar otra carrera.

Por ello, entiende las "ansias de creación" de las comunidades autónomas para crear nuevas facultades aunque insistió en que la demanda es imposible de satisfacer "ni con todas las facultades del mundo se podría satisfacer esta demanda".