Reducen a seis meses el tiempo de las becas Erasmus

  • La cantidad que corresponderá a cada beca será de unos 250 euros al mes, como mínimo.

  • A partir del 1 de enero de 2014, Erasmus+ contará con un presupuesto de 12.700 millones de euros para el período 2014-2020 e implica nuevos criterios a la hora de repartir las ayudas.

La Universitat de València, mejor Institución Erasmus 2013

La Universitat de València, mejor Institución Erasmus 2013

Etiquetas

Educación asegura que se mantendrá el número de becas para el próximo curso. Los estudiantes que disfruten de una beca Erasmus a partir del curso 2014-2015 recibirán un mínimo de 250 euros al mes, pero las estancias serán, de media, más breves. Además, el número de beneficiarios se mantendrá en niveles similares a los de este curso, en torno a los 40.000.

Así lo expuso este martes la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, en la rueda de prensa que ofreció para explicar el nuevo programa Erasmus+. En vigor a partir del 1 de enero de 2014, Erasmus+ contará con un presupuesto de 12.700 millones de euros para el período 2014-2020 e implica nuevos criterios a la hora de repartir las ayudas, tanto entre los países como en las cuantías que corresponden a cada estudiante.

Dependerá del nivel del vida y de la población de cada país

El presupuesto de cada Estado dependerá en un 75% de su población y de las diferencias de nivel de vida en lugar del número de estudiantes universitarios, como sucedía hasta ahora.

España recibirá así 53,4 millones de euros para la movilidad de sus alumnos de Educación Superior (un 4,3% más que el curso pasado), lo que representa un aumento muy inferior al 20% que de media han conseguido países como Alemania o Italia.

Además, la Unión Europea garantiza una dotación mínima de entre 200 y 450 euros mensuales a cada alumno Erasmus, que en España será de 250 euros, muy por encima de los 113 euros que hasta ahora se otorgaban de forma general.

Los estudiantes de rentas más bajas percibirán 100 euros extra al mes, aquellos que realicen prácticas durante su estancia en el extranjero conseguirán otros 100 euros más y los procedentes de regiones ultraperiféricas (Canarias en el caso español) obtendrán entre 650 y 700 euros mensuales. Según Gomendio, con estos criterios Bruselas indica que "prima la calidad a la cantidad".

Educación se compromete a mantener todas las becas Erasmus

De esta forma, se financiarán algo más de 30.000 becas de movilidad, con fondos exclusivos de la UE. Sin embargo, Gomendio prometió que el ministerio se encargará de sufragar otras 10.000, a fin de mantener las 40.000 que en la actualidad concede España.

La diferencia radica en que "las ayudas ya no se complementarán", y en el curso 2014-2015 habrá becas Erasmus pagadas por Bruselas (unas 30.000) y becas financiadas con los 18 millones de euros que ha presupuestado Educación.

A cambio, Gomendio indicó que las estancias que realizarán los alumnos españoles se reducirán "ligeramente", pues de forma general se concederán por un semestre. Ahora la media está en más de 6 meses, subrayó, aunque las universidades podrán completar este período si lo estiman conveniente. En su intervención, Gomendio declaró que todos los países han adaptado sus programas de movilidad a Bolonia, que tiene planes de estudio divididos en dos semestres. España, además de ser el Estado que más Erasmus envía, es también el que concede estancias de mayor duración.

Otras novedades de Erasmus+ se refieren a la financiación que las universidades españolas perciben por gestionar este programa, que pasará de 5 a 12 millones de euros.

Las que gestionen entre 1 y 100 movilidades obtendrán 350 euros por alumno, y las que superen las 100 movilidades se harán con 200 euros por estudiante.

El nuevo programa Erasmus+ engloba los distintos proyectos de movilidad de la UE, tales como Erasmus, Leonardo da Vinci, Comenius, Erasmus Mundus o Juventud en Acción. De este modo, busca "una visión mucho más amplia" que incluye todas las etapas formativas (Educación Superior, FP y profesorado), así como los ámbitos del voluntariado, el aprendizaje de adultos, las prácticas profesionales, la cooperación y el deporte. En Este sentido, España resulta muy beneficiada en lo que a FP se refiere (con un incremento del 24%) y también en lo tocante a la movilidad del profesorado.