El obispo de Santander asegura que en Cáritas están "casi desbordados" ante el incremento de usuarios por la crisis

Jiménez Zamora insta a que las parroquias sean "casas de acogida y solidaridad" con los más necesitados

SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS)

El obispo de Santander, Vicente Jiménez Zamora, asegura que los miembros y voluntarios de Cáritas Diocesana se ven "casi desbordados" ante el incremento de personas en busca de ayuda por los efectos de la crisis económica.

En una entrevista con Radio Nacional de España en Cantabria en la que participó Europa Press, indicó que en el primer semestre de 2008 ya se había atendido al mismo número de personas que durante todo 2007, añadiendo que entonces "apenas había comenzado la crisis".

Esa cifra se ha "multiplicado" en el segundo semestre del año pasado, y también en el primer trimestre de 2009, hasta el punto de que los voluntarios y miembros de Cáritas se ven "desbordados", según apuntó.

En este sentido, recordó que la Conferencia Episcopal Española ha decidido entregar el 1% del fondo común interdiocesano a Cáritas Española para que lo distribuya entre las distintas Cáritas diocesanas, y las ayuda a hacer frente al incremento de gastos por el aumento en la actividad asistencial.

El obispo de Santander advirtió de que se está produciendo un cambio en el "perfil" de las personas que acuden a Cáritas. "No es el pobre clásico que pide alimentos, sino una persona que se queda sin trabajo y no puede pagar la hipoteca", señaló.

Este nuevo perfil reclama ayudas para el pago del alquiler o la hipoteca, el pago de la luz, la alimentación e incluso préstamos para poder hacer frente a estas necesidades.

Jiménez Zamora elogió la "respuesta solidaria y generosa" de los cántabros ante Cáritas, de la que también valoró que cuenta con un voluntariado "muy preparado y vocacionado que hace frente a todas las necesidades".

"CASAS DE ACOGIDA"

Por tanto, el obispo anima a las parroquias a que sean "casas de acogida y solidaridad" ante la situación de crisis económica, en la que tanto las iglesias como las comunidades deben estar "abiertas a las necesidades".

Además, el prelado cántabro explicó que ha pedido a los sacerdotes de la diócesis que "muestren gestos solidarios" en estos momentos. Al respecto, Jiménez Zamora consideró "muy bonita" la petición del obispo de Segovia de donar el 10% del sueldo de los sacerdotes para los desempleados. El obispo apuntó que "se prodigarán gestos" como estos en el seno de la Iglesia.

En el caso de Cantabria, se refirió a la campaña solidaria 'Ayuda, comparte y ora', que se ha desarrollada durante la Cuaresma, y con la que se ha querido mostrar "solidaridad con el que sufre", pero no sólo con alimentos, sino también con lo que han denominado 'huchas de cuaresma', con las que se financiarán cuatro proyectos de cooperación.