La Comisión Diocesana de Caridad y Promoción Social pone en marcha una campaña en Huesca para recoger alimentos

HUESCA, 27 (EUROPA PRESS) La Comisión Diocesana de Caridad y Promoción Social pone en marcha en la capital altoaragonesa, desde mañana y hasta el 4 de abril, una campaña de recogida de alimentos no perecederos. La crisis ha provocado que muchas personas estén viviendo una situación límite ya que no pueden asegurar ni siquiera la alimentación básica, según explicó Jaime Esparrach, de Cáritas Huesca. Las Conferencias de San Vicente de Paúl, que gestionan el reparto de alimentos, ha pasado de atender a 250 personas a casi 700 y Cáritas ha duplicado en 2008 su gasto en ayudas de primera necesidad. Debido al gran aumento en las demandas y al retraso en la recepción de los alimentos provenientes del Fondo Europeo de Garantía Agraria, el banco se ha quedado sin provisión de alimentos. Por ello, hacen un llamamiento a los ciudadanos de Huesca para que colabore en una campaña de recogida de alimentos no perecederos para abastecer a las Conferencias de San Vicente de Paúl. Se trata de alimentos de primera necesidad no perecederos como aceite, leche, arroz, legumbres, pasta, galletas y conservas. "El problema es grande, hay un grupo importante de gente que se está viviendo al límite", dijo Jaime Esparrach. La campaña se desarrolla en las parroquias de toda la diócesis y en los colegios que quieran sumarse. Los alimentos se pueden entregar directamente en las parroquias durante toda la semana de la campaña y también en el Centro de Emergencia Social de las Conferencias de San Vicente de Paúl.