Más de cinco mil jóvenes madrileños recogerán el domingo en Roma la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, y más de cinco mil jóvenes de la diócesis de Madrid recogerán en Roma el día 5, Domingo de Ramos, la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en el transcurso de la transcurso de la solemne Eucaristía que presidirá el Santo Padre Benedicto XVI.

Según informó hoy el arzobispado madrileño, en el acto acompañarán al cardenal sus obispos auxiliares, César Franco y Juan Antonio Martínez Camino, el consejo episcopal, el delegado de Juventud, y los más de cinco mil jóvenes de la diócesis.

Los peregrinos madrileños llegan hoy a Roma. A las 20 horas está previsto que el cardenal celebre una Eucaristía en la iglesia de San Lorenzo de Damaso. Mañana a las 10 los jóvenes participarán en una Eucaristía en San Juan de Letrán. Y a las 16.30 horas celebrarán una celebración del sacramento de la Reconciliación en la Basílica de la Santa Croce in Jerusalem.

Ya el domingo participarán por la mañana en la solemne Eucaristía que presidirá Benedicto XVI en San Pedro del Vaticano, y durante la cual la diócesis de Madrid recibirá la Cruz y el Icono de la Jornada Mundial de la Juventud. Para el lunes está prevista una audiencia de los peregrinos españoles con el Santo Padre, que dará comienzo a las 9.30 horas. Ese mismo día, a las 17.30 horas, participarán en una Eucaristía en la Basílica de San Pablo Extramuros.

La Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud llegará a Madrid la próxima semana. El acto de acogida oficial tendrá lugar el 10 de abril, Viernes Santo, en el marco de la celebración de la Pasión que presidirá el cardenal arzobispo de Madrid en la catedral de la Almudena a partir de las 17 horas. Al finalizar la celebración, la Cruz, acompañada por el arzobispo, será llevada por los jóvenes, que recorrerán las calles Bailén, Mayor, Puerta del Sol y parte de Carrera de San Jerónimo, hasta la Plaza de Canalejas. Allí, la Cruz se encontrará con el Jesús de Medinaceli, a cuya procesión se incorporará.