Sil apela a la implicación de la ciudadanía para una "gestión óptima" del agua

VIGO, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Fernández Liñares, apeló hoy a la implicación de los ciudadanos para lograr una "gestión óptima de los recursos hídricos", durante su intervención en la Jornadas Hispano-Portuguesas de Participación Pública sobre Temas Importantes de Gestión de Agua en el Contexto Transfronterizo inauguradas hoy en Tui (Pontevedra).

En el acto, que contó con la participación de presidente de la Región Hidrográfica del Norte de Portugal, Antonio Guerreiro, y del alcalde tudense, Antonio Fernández Rocha; Fernández Liñares destacó la importancia de que toda la sociedad participe "de forma activa" en la gestión del agua y aseguró que ya se han dado "los primeros pasos" para ello, puesto que la colaboración entre la Confederación y su homóloga del norte luso "es cada día más estrecha y coordinada".

"Ahora queremos que todos los agentes sociales se impliquen", aseguró, para explicar que esta actitud de promover la participación trata de "dar la oportunidad de que los ciudadanos se conviertan, salvando todas las diferencias, en legisladores". A su juicio, una gestión "óptima" de este recurso sólo puede ser posible mediante el trabajo conjunto.

El encuentro de hoy, que se celebra en el marco del Convenio de Albufeira y que continuará con una nueva sesión el próximo 19 de mayo en Ponte da Lima (Portugal), participan alcaldes, portavoces municipales, representantes de empresarios, asociaciones de consumidores, ecologistas, sindicatos y técnicos de Parques Naturales y universidades, entre otros.

DEBATE

Además del aspecto de la participación ciudadana, a lo largo de la jornada se debaten más de 30 grandes temas, divididos en varios bloques. Entre ellos, se encuentra el apartado del cumplimiento de los objetivos medioambientales, que abarca alteraciones hidromorfológicas, la ocupación del dominio público hidráulico, los vertidos urbanos y la aparición de especies invasoras, o el de la atención a las demandas y la racionalidad del uso, con el objetivo de conjugar los recursos con las necesidades existentes.

También se analizan los ámbitos de los fenómenos adversos, fomentando el impulso de la aprobación de planes de emergencias para evitar inundaciones, y del conocimiento y la gobernanza en la gestión del agua.