Los sindicatos, dispuestos a encerrarse en colegios y "participar activamente" en la campaña electoral

OVIEDO, 28 (EUROPA PRESS)

Los docentes asturianos volvieron a salir hoy por las calles de Oviedo para exigir la retirada del plan de evaluación del profesorado puesto en marcha por el Principado y la convocatoria de la mesa sectorial. Los sindicatos "no descartan una nueva convocatoria de huelga".

Además, entre otras medidas, estudian "participar activamente en la campaña electoral, emprender acciones jurídicas con respecto a la evaluación individual del profesorado y realizar encierros en algunos centros educativos".

Así lo explicó la responsable del sindicato de enseñanza Suatea, Beatriz Quirós, en declaraciones a los periodistas, que acusó al Gobierno regional de "contar mentiras a la opinión pública y al profesorado".

La manifestación, que transcurrió desde la estación de Renfe hasta la sede de Presidencia, puso fin a la jornada de huelga del profesorado que ha tenido lugar hoy convocada por los sindicatos Suatea, CCOO, ANPE y CSIF.

LAS CIFRAS

La Policía Nacional cifró en 2.000 los participantes a la manifestación, mientras que los sindicatos elevaron esta cifra hasta los 5.000 asistentes.

Respecto a los datos facilitados hoy por la Consejería de Educación cifrando la huelga de hoy en un 13,12 por ciento de seguimiento del profesorado, Quirós apuntó que el Gobierno del Principado "falla en las matemáticas".

En este sentido, el secretario de acción sindical de la enseñanza pública de CCOO y profesor de matemáticas, Primitivo Abella, acusó al Principado de "montarse acuerdos falsos cuatro días antes de la huelga" y se mostró "perplejo" con la forma que tiene el Gobierno a la hora de contabilizar el seguimiento de la huelga.

"Para establecer un porcentaje correcto hay que poner en el numerador el número de huelguistas y en el denominador los que podían ejercer el derecho de huelga. Del conjunto del profesorado se descuentan aquellos de servicios mínimos y de ahí sale el porcentaje del seguimiento de la huelga", señaló Abella.

La manifestación iba encabezada por una amplia pancarta, sujetada por los convocantes en los que se podía leer el lema 'Por la negociación en mesa sectorial y la retirada del Plan de Evaluación'. En otra pancarta aparecía el rostro del Consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre con el lema: 'Yo digo lo que diga Migoya'.

"UN DISLATE"

En el manifiesto leído por los sindicatos al final de la manifestación, los profesores consideraron "un auténtico dislate y una traición al profesorado interino" que se cambie el baremo en el último momento y sin previo aviso cuando los aspirantes han estado formándose tomando como base un baremo ya existente desde hace dos años.

Los sindicatos acusaron al diputado del PSOE, Fernando Lastra y a la Consejera de Administraciones Públicas, Ana Rosa Migoya, de "propagar infundios sobre las retribuciones o las preocupaciones del profesorado". "Se trata de profesionales de la política, sin oficio conocido, cuyas palabras han soliviantado más si cabe, a un colectivo harto de desprecio", señala el manifiesto.