AMPL El Gobierno reduce un 56% la Oferta de Empleo Público en 2009 y pospone los exámenes para celebrarse con la de 2010

Presidencia elaborará un Plan de ordenación de recursos humanos para planificar más a largo plazo las necesidades de personal SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS) El Gobierno de Cantabria recortará este año un 56 por ciento su Oferta de Empleo Público (OEP) y pospondrá además los exámenes para realizarlos junto con los de la convocatoria de 2010, con el fin de racionalizar el coste que suponen los procesos selectivos. Por ello, los ejercicios no comenzarán hasta el segundo trimestre del próximo año. En total, en 2009 se ofertan 44 plazas de nuevo ingreso, todas ellas de personal funcionario, frente al centenar ofertado en 2008. Los criterios que han primado en la elaboración de esta oferta de empleo público, que cuenta con el respaldo "unánime" de las organizaciones sindicales, son la racionalización y especialización de la plantilla, junto con la cobertura de puestos en servicios públicos fundamentales, sin dejar de lado la promoción interna, para la que se incluyen otras 22 plazas. Así, se prioriza la promoción de la autonomía personal y la atención a personas en situación de dependencia, de forma que el 70 por ciento de las plazas convocadas están relacionadas con las políticas sociales, la aplicación de la Ley de Dependencia y la atención a menores. El consejero de Presidencia y Justicia, Vicente Mediavilla, presentó hoy en rueda de prensa la oferta, que mañana será aprobada por el Consejo de Gobierno y el próximo martes, 31 de marzo, se publicará en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC). De los 44 nuevos puestos de funcionarios, el 6,82 por ciento (dos plazas de auxiliar administrativo y una de fisioterapeuta) estará reservado para personas con discapacidad, que se examinarán en una convocatoria independiente para garantizar así su acceso a la función pública. Según recordó el consejero, desde el año 2004 se han incorporado el empleo público 18 personas con discapacidad igual o superior al 33% y, además, también hay un convenio con la Fundación Síndrome de Down por el cual hay dos trabajadores en la Consejería de Presidencia. En palabras de Mediavilla, la intención del Gobierno es "seguir dando oportunidades reales" al colectivo de personas con discapacidad. ESPECIALIDADES De las 44 plazas de nuevo ingreso incluidas en la OEP 2009, 11 son para licenciados superiores, 27 para diplomados y técnicos medios y seis par el cuerpo general auxiliar, todas ellas para personal funcionario. Entre otras, se convocan tres plazas en la rama jurídica, tres de estomatólogos, cinco de psicólogos, siete de ATS o diplomados en enfermería, ocho para fisioterapeutas, dos para trabajadores sociales, una de logopedia y nueve para educadores y diplomados en educación social. En el caso de las 22 plazas de promoción interna, cuatro corresponden al cuerpo técnico superior, tres al de gestión, 12 al cuerpo administrativo y tres al cuerpo general auxiliar. PLAN DE RECURSOS HUMANOS En la oferta de este año no hay plazas de nuevo ingreso para personal laboral, en las que se hará hincapié en la oferta del próximo año. De momento no hay previsiones de plazas respecto a esa OEP de 2010, porque el Gobierno va a elaborar un Plan de ordenación y racionalización de los recursos humanos con el fin de planificar más a largo plazo, con un horizonte de una década, las necesidades futuras de personal, el perfil de los recursos necesarios, los sectores en los que deben concentrarse y su adecuada distribución. El propio decreto por el que se aprueba la Oferta de Empleo Público de 2009 es el que encomienda a la Consejería la elaboración de ese plan, que deberá estar listo en el plazo de un año. Este plan será además una de las bases que se tendrán en cuenta para la futura Ley de Función Pública que prepara el Ejecutivo y que deberá remitirse al Parlamento regional en marzo de 2010 a más tardar, para cumplir así el compromiso adquirido con los sindicatos. Mediavilla destacó que el Plan de ordenación de recursos humanos fijará las previsiones de incorporación de recursos humanos a través de las ofertas de empleo y servirá para establecer también el modelo futuro de carrera profesional y de acceso a la función pública, así como las exigencias a los empleados públicos en el desempeño de su trabajo. Incluirá igualmente medidas de movilidad, promoción interna y formación, y deberá definir cómo incentivar a los empleados que superen el estándar mínimo exigible y cómo se evaluará el rendimiento. También habrá que analizar la situación del absentismo y cómo atajarlo, una tarea en la que ya se ha puesto a trabajar el Gobierno. Por ahora, Mediavilla subrayó que se resisten a implantar un plus, ya que le parece "sangrante" pagar para reducir el absentismo. En opinión del consejero, el Plan de ordenación y racionalización de personal será "un documento esencial para seguir trabajando en el futuro" de la Administración pública y para "tomar decisiones" sobre el modelo administrativo de futuro para la Comunidad Autónoma, en el que, a su juicio, se pueden introducir algunas medidas de gestión propias del ámbito privado. LEY DE FUNCIÓN PÚBLICA Este plan de recursos humanos será además una de las bases para el proyecto de ley de Función Pública, que se remitirá al Parlamento en 2010 y en el que la Consejería está trabajando "intensísimamente" y con la convicción de que hay que aprovechar esta ley para "reinventar" la Administración pública de Cantabria. En esta tarea, Mediavilla quiere contar con el consenso, no sólo de las organizaciones sindicales, sino también de todas las fuerzas políticas presentes en el Parlamento regional, ya que su deseo es alcanzar una Ley de Función Pública "lo suficientemente flexible para que sirva a cualquier Gobierno de Cantabria con independencia de su color político".