Botín cree que la sociedad "no podrá hacer frente a la globalización" si no se da "mayor protagonismo" a la universidad

El presidente del Santander firmó hoy un acuerdo de colaboración con la Universidad de Navarra para el nuevo programa de becas PAMPLONA, 18 (EUROPA PRESS) El presidente del grupo Santander, Emilio Botín, aseguró hoy que la sociedad española "no podrá hacer frente a los retos que nos plantea la creciente globalización de la sociedad del conocimiento", si no se cuenta y "se da mayor protagonismo a la universidad y a sus investigadores". Botín visitó esta mañana la Universidad de Navarra para renovar y ampliar el acuerdo de colaboración iniciado por ambas instituciones en el año 2000, para el nuevo programa de Becas Universidad de Navarra-Banco Santander. Este acuerdo crea dotaciones económicas para cada uno de los másteres que imparte el centro académico en su campus de Pamplona. Estas becas, que beneficiarán a estudiantes de Europa y Latinoamérica, cubrirán el 50 por ciento del coste de la matrícula de los posgrados. El presidente de la entidad bancaria puso de relieve durante su discurso que en la actualidad "contamos con un capital intelectual único en nuestra historia, tanto en cantidad como en calidad", por lo que se mostró convencido de que la universidad española "también sabrá responder de manera satisfactoria a los nuevos desafíos y demandas que le plantea nuestra sociedad". En su opinión, en momentos económicos y financieros "tan complejos como los que atravesamos", la sociedad española "no podrá hacer frente a los retos que nos plantea la globalización si no se da un mayor protagonismo a la universidad", y apostó por "seguir sumando esfuerzos y voluntades para mejorar constantemente la calidad de nuestra educación superior y de nuestras universidades". Para Botín, "la formación de nuestros jóvenes, la capacitación de nuestro capital humano, la generación de nuevo conocimiento y su transferencia al tejido productivo" se configuran como "factores claves de nuestro futuro colectivo". Por este motivo, abogó por "atraer y retener a los mejores talentos, profundizar en la internacionalización a través de una mayor movilidad geográfica de los estudiantes e intensificar sus relaciones y colaboración con el sector empresarial y demás agentes sociales". DIVERSAS INICIATIVAS Por su parte, el rector de la Universidad de Navarra, Ángel Gómez Montoro, mostró su satisfacción por la firma de este acuerdo por el cual "se redundará en la oferta de diversos servicios financieros para la comunidad universitaria y en la puesta en marcha y mejora de diversas iniciativas en el campo docente y en el investigador". Con este acuerdo ambas instituciones han creado dos dotaciones económicas para cada uno de los másteres que imparte el centro académico en su campus de Pamplona. Estas becas, que beneficiarán a estudiantes de Europa y Latinoamérica, cubrirán el 50 por ciento del coste de la matrícula de los posgrados, con el objetivo de que "ningún estudiante que lo desee pierda la oportunidad de estudiar entre nosotros por falta de recursos". El convenio potencia también el programa de Becas Alumni dirigido a estudiantes con buen expediente académico y sin recursos económicos. Asimismo, con este acuerdo continúa la aportación del banco a proyectos de investigación que desarrolla la institución académica navarra, en especial, en el ámbito de las Humanidades y Ciencias Sociales, así como en las actividades del Grupo de Investigación Siglo de Oro (GRISO). Del mismo modo, las dos instituciones colaborarán en programas de investigación sanitaria relacionados con las llamadas 'enfermedades olvidadas' de "especial interés" para los sectores más desfavorecidos de los países latinoamericanos; y proporcionarán a los mejores alumnos de últimos cursos hasta 10 plazas anuales para la realización, durante un periodo máximo de seis meses, de prácticas formativas remuneradas, vinculadas a la actividad financiera. El rector de la Universidad de Navarra agradeció a Botín "su compromiso personal en la firma de este convenio" y destacó que "en un contexto económicamente difícil", el Banco Santander "no ha disminuido su ayuda, y al contrario, han tenido la magnanimidad necesaria para potenciar el convenio que firmamos en el 2000 y abrir así nuevos cauces para una colaboración que será fructífera y redundará en bien de toda la sociedad".