El 75% de las titulaciones universitarias estarán adaptadas al plan el próximo curso en Catalunya

Se crean nuevas plazas relacionadas con la Ley de Dependencia BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS) Tres de cada cuatro titulaciones universitarias estarán adaptadas al Plan de Bolonia a partir del próximo curso que se inicia en septiembre en las universidades catalanas, proporción por la que la comisionada de Universidades e Investigación de la Generalitat, Blanca Palmada, consideró que "es el gran año Bolonia". En rueda de prensa, confió en que empezarán a funcionar 302 nuevos grados, que se sumarán a los 31 vigentes este curso. En total, los 220.000 alumnos de Catalunya podrán escoger entre 333 grados Bolonia y 101 titulaciones no adaptadas al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). No obstante, esta cifra está sujeta a la verificación de la Agencia Nacional de la Calidad y Acreditación (ANECA). Según la comisionada, las nuevas titulaciones equilibrarán la oferta territorial, consiguiendo mayor eficiencia en el sistema. El proceso de adaptación de las titulaciones al EEES se habrá completado en tres años: el pasado fueron 31, este curso serán 302, y el próximo, 101. Destaca la atención del Govern en crear plazas relacionadas con la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a la Dependencia -- de 600 a 1.630 plazas en Educación Social--, y las 50 nuevas de Enfermería, que equilibrarán la oferta pública y privada de esta enseñanza. Las arquitecturas e ingenierías superiores forman parte de aquella oferta que, por "tener una estrategia propia", deberán adaptarse a Bolonia en la fecha tope en Catalunya, 2010-2011. DE TRES A CUATRO CURSOS Los alumnos que este curso empiecen grados de Enfermería, Magisterio, Ingeniería, Empresariales y Turismo cursarán por primera vez estas titulaciones durante cuatro años, en vez de tres --como así lo establecía la diplomatura--. Según las plazas que ofrece las universidades, 17.165 estudiantes se verán afectados por esta prolongación de sus estudios. Palmada advirtió de que los recursos económicos y materiales necesarios para esta ampliación de un año, "se notarán" cuando esta promoción pase de tercero a cuarto curso. Sin embargo, indicó que se trata de alumnos que "progresan adecuadamente". Sobre el compromiso del Gobierno de transferir dinero a las comunidades autónomas para la adaptación al EEES, Palmada aseguró no disponer de "información precisa" de la cifra que corresponderá a Catalunya. "Cada día nos despertamos con millones nuevos y no sabemos si son los mismos", bromeó. Respecto a los estudiantes que queden entre los dos planes de estudios, a pesar de reconocer que "será un inconveniente", la comisionada aseguró que su institución "buscará los encajes y pondrá facilidades". Asimismo, los alumnos no estarán obligados a cambiar de plan, ya que "todos los títulos tienen la misma validez". BECAS EN CATALUNYA La comisionada avanzó que el trabajo de su institución se centrará en adelante en conseguir que el Gobierno cambie el baremo de concesión de becas, ya que en Catalunya sólo uno de cada 10 estudiantes tiene subvención --mientras que en otras comunidades son tres de cada cuatro--. Palmada pidió que se calcule la renta de los alumnos según su comunidad, y lamentó que en Catalunya "hay muchos jóvenes que no están en la universidad porque no pueden". "Es más urgente que nunca [pedir las becas] porque la situación de crisis puede complicar las cosas", expresó. En otro orden de cosas, la comisionada también indicó que "éste es el gran año de las protestas Bolonia", y apuntó que efectivamente este es el curso en el que los estudiantes que no estén de acuerdo, deben protestar. "Es un gran cambio que no deja indiferente a nadie", dijo.