El centro universitario La Salle, de Barcelona, pide a alumnos que estuvieron en México quedarse en casa

BARCELONA, 28 (EUROPA PRESS)

El centro universitario La Salle ha pedido a un grupo de 30 alumnos de telecomunicaciones que regresaron la pasada semana de México que eviten acudir a la universidad durante los 10 días de incubación del virus, que en este caso culminará el sábado, como "medida de precaución".

Así lo explicó hoy el director general de La Salle - Universitat Ramon Llull (URL), Miquel Àngel Barrabeig, en declaraciones a Europa Press, que dijo que ninguno de ellos ha mostrado síntomas sospechosos de sufrir el virus porcino, aunque alguno ha sufrido un catarro.

Los alumnos viajaron a la Riviera Maya y durante un día también visitaron el Distrito Federal, por lo que tras desatarse la alarma en el país, los alumnos consultaron a sus médicos de familia a su regreso.

Ante esta situación, el centro contactó con el Instituto Municipal de Asistencia Sanitaria (IMAS) y, posteriormente, con la Conselleria de Salud de la Generalitat, que facilitó información y consejos sanitarios a la universidad.

Por su parte, un grupo de más de 250 alumnos de último curso de las licenciaturas de Administración y Dirección de Empresas (ADE), Económicas, Derecho y Ciencias Políticas de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) también regresó recientemente de la Riviera Maya.

De hecho, dos de estos alumnos, un chico de 22 años de cuarto curso de ADE y una chica, mostraron sospechas de sufrir el virus, que ayer fue descartado en uno de ellos, según confirmaron a Europa Press fuentes cercanas a la familia.

Esta mañana la consellera de Salud, Marina Geli, descartó tres de los diez casos oficialmente sospechosos, mientras que los otros siete han sido enviados al laboratorio nacional de Majadahonda de Madrid, que deberá confirmar si son el AH1N1.

De momento, el laboratorio de referencia de Catalunya, que se encuentra en el Hospital Clínic de Barcelona, ha descartado que los orígenes de la cepa de los siete casos remitidos a Madrid son desconocidos y de origen no humano.