El Decano de Medicina dice que la "ineficiente" selección de alumnos puede "reducir" la calidad en los hospitales

Denuncia que la Selectividad "no calibra con exactitud ni con justicia los méritos" de los estudiantes

BILBAO, 4 (EUROPA PRESS)

El decano de la Facultad de Medicina y Odontología del País Vasco, Agustín Martínez Ibargüen, advirtió hoy de que "el ineficiente sistema de selección de los estudiantes de medicina amenaza con reducir la calidad en los hospitales". Además, criticó que la Selectividad "no calibra con exactitud ni con justicia los méritos" de los estudiantes.

En un comunicado, aconsejó trasladar a la universidad pública algunos criterios de selección "propios de las grandes universidades privadas".

Según explicó Martínez, "numerosos colegios europeos han eliminado ya el examen de selectividad de sus planes de estudios", medida que es "acorde con la mayor especialización que pretende impulsar el Proceso de Bolonia".

"El sistema de selección de los estudiantes no está bien definido. La selectividad no es suficientemente buena, no calibra con exactitud ni con justicia los méritos, virtudes y capacidades de una persona para estudiar Medicina", subrayó.

Según Martínez, sería "aconsejable trasladar a la Universidad pública algunos criterios de selección propios de las grandes universidades privadas", puesto que un sistema de selección más justo estaría compuesto por "un examen de acceso, una entrevista personal, evaluación de las habilidades emocionales y de la actitud frente al estudio y la profesión".

En lo que a la selectividad se refiere, destacó que "numerosos colegios europeos" han eliminado ya este examen de sus planes de estudio, puesto que la educación europea, impulsada por el Proceso de Bolonia, tiende "cada vez más hacía una formación con un mayor grado de especialización de los estudiantes, orientada al mundo laboral". "En este aspecto, la selectividad no parece encajar con esta nueva filosofía", reiteró.

PLAZAS LIBRES REDUCIDAS

El decano también recordó que de cada 250 alumnos matriculados en Medicina, un 7 por ciento procede de la FP, un 3 por ciento del colectivo de estudiantes mayores de 25 años, otro 3 por ciento de titulaciones extranjeras que precisan de convalidación y otro 3 por ciento de estudiantes extranjeros.

Estos porcentajes "reducen" el número de plazas libres, lo que origina un incremento de los 'numerus clausus' y "provoca que la universidad exija una nota media de acceso muy elevada", cuando los citados colectivos "presentan índices de fracaso escolar elevadísimos, veinte veces superior al de los alumnos que acceden mediante selectividad".

Por otra parte, aseguró que "la necesidad de médicos hace que se homologuen, cada día más, titulaciones de países extranjeros sin que hayan pasado los filtros de calidad correspondientes" exigidos en la facultad vasca, lo que "provoca un descenso de calidad de la Medicina en general".

"La situación es bastante contradictoria ya que muchos estudiantes deben renunciar a estudiar Medicina porque su nota de corte, en muchos casos notable, no es suficiente. Pero, por otro lado, se introduce cada vez a un mayor número de médicos extranjeros sin comprobar sus aptitudes adecuadamente. Pan para hoy, hambre para mañana: esta expresión popular podría resumir la actual situación del sistema sanitario", lamentó.

Además, criticó que, si a esta situación se suma "el envejecimiento de la plantilla y las medidas restrictivas de contratación", el horizonte que se presenta para los próximos años es bastante "pesimista" y en diez años podría producirse "un grave problema".