El escultor estadounidense Richard Serra, Doctor Honoris Causa por la Universidad Pública de Navarra

  • Pamplona, 1 abr (EFE).- El Consejo de Gobierno de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) ha nombrado hoy Doctor Honoris Causa al escultor estadounidense Richard Serra por sus "méritos relevantes en el campo de las Artes".

El escultor estadounidense Richard Serra, Doctor Honoris Causa por la Universidad Pública de Navarra

El escultor estadounidense Richard Serra, Doctor Honoris Causa por la Universidad Pública de Navarra

Pamplona, 1 abr (EFE).- El Consejo de Gobierno de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) ha nombrado hoy Doctor Honoris Causa al escultor estadounidense Richard Serra por sus "méritos relevantes en el campo de las Artes".

El acuerdo se ha adoptado por unanimidad a propuesta del Rector de la UPNA, Julio Lafuente, según ha informado en una nota el centro, donde tendrá lugar el acto de investidura el próximo 24 de abril con motivo de la celebración del Día de la Universidad.

En su decisión, el Consejo de Gobierno ha considerado que Serra es uno de los representantes de la corriente conocida como post-minimalista, que surgió durante la segunda mitad de los años 60.

Consideran "acreditada" la importancia de este artista por la presencia de su obra en los más prestigiosos museos de arte contemporáneo del mundo a través de "grandes muestras individuales".

Serra, quien en más de una ocasión se ha declarado admirador de Jorge Oteiza, es un artista de referencia en el mundo hasta el punto de ser considerado por los especialistas como uno de los más grandes escultores vivos en la actualidad.

Richard Serra nació en San Francisco (EEUU) en 1939 y se graduó en Filología Inglesa por la University of California, Berkeley, en 1961, año en el que comenzó sus estudios de Bellas Artes en la Yale, que concluyó en 1964.

Tras una estancia becada de dos años en París y Florencia, volvió a Estados Unidos y se instaló en Nueva York, donde comenzó a preocuparse por la naturaleza física de los materiales y su peso gravitacional, algo que iba a caracterizar e inspirar gran parte de su obra posterior.

El año 1969 supuso un punto de inflexión en su carrera, al realizar la pieza One Ton Prop (House of Cards) -Puntal de una tonelada (Castillo de Naipes)-.

Serra había comenzado a interesarse por la naturaleza tectónica de la escultura al crear un conjunto escultórico formado por cuatro planchas de plomo que mantienen la verticalidad por la fuerza de su propio peso al apoyarse unas sobre otras.

Las mismas fuentes definen que los trabajos de Richard Serra se caracterizan por su relación vital y emocional con el metal, de forma que es conocido por trabajar con grandes piezas de acero cortén para confeccionar gigantescas moles que siempre coloca al aire libre o expuestas en grandes espacios.

Muchos de estos pedazos son autosuficientes y acentúan el peso y la naturaleza de los materiales.

La relación de Serra con España se inició a comienzos de 1980, cuando participó en la exposición titulada Correspondencias (1982), que se exhibió sucesivamente en Madrid, Málaga y Bilbao, y desde ese momento, la presencia de Serra en España ha sido constante.

Con motivo de la apertura pública del entonces llamado Centro de Arte Reina Sofía, se le encargó en 1985 una monumental instalación, titulada Igual-Paralelo: Guernica-Bengasi, tras cuya desaparición, fue rehecha desinteresadamente por su autor y, de nuevo, instalada recientemente.

En 1999, el Museo Guggenheim de Bilbao, que ya contaba en su colección original con una gran escultura de Serra -Snake-, organizó otra gran retrospectiva, cuyo éxito animó al Museo a encargarle una instalación de varias obras monumentales en uno de sus espacios privilegiados, titulada La materia del tiempo y presentada en 2005.

Hoy ocupa toda la sala y es el conjunto más completo y asombroso del escultor en todo el mundo.

La trayectoria de este artista está marcada por exposiciones en las más destacadas instituciones públicas y privadas del mundo, participación en certámenes y bienales, y la presencia en los museos, centros y colecciones de arte contemporáneo más prestigiosos del mundo.

Además, el pasado mes de diciembre el Consejo de Ministros de España, a propuesta del Ministro de Cultura, César Antonio Molina, le concedió la Orden de las Artes y las Letras de España, como reconocimiento a su trayectoria profesional y su contribución a la difusión internacional de nuestra cultura. Serra es el primer galardonado con esta distinción.

Desde la UPNA destacan además que Richard Serra ha mostrado su admiración por la obra de Jorge Oteiza en declaraciones públicas y un artículo en los años 80 en el que destaca la importancia del artista vasco.

Serra es el séptimo Doctor Honoris Causa nombrado por la UPNA, tras Manuel Losada (1997), Ángel G. Jordán (2000), Joseph D. Novak (2001), Enrique Sánchez-Monje (2004), Rafael Moneo (2007) y Pedro Miguel Etxenike (2008).