El Gobierno canario amplía a 300 el número de trabajadores que podrán lograr una titulación gracias a su experiencia

Ejecutivo regional extiende a todas las islas ayudas para que las empresas contraten en prácticas a recién titulados en Formación Profesional y en titulaciones universitarias

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 18 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Canarias anunció hoy la publicación de una nueva convocatoria para ampliar a 300 el número de trabajadores que podrán obtener una titulación profesional a través de su experiencia laboral o de vías no formales de formación durante un período mínimo de 3 años, con el fin de promover "la economía del conocimiento" ante la crisis.

La novedad en la presente convocatoria, que abarca las especialidades de técnico en cocina, en servicio de bar y restaurante y en equipos e instalaciones electrotécnicas es la ampliación del número de plazas por cursos, hasta alcanzar el centenar en cada uno de ellos y llegar a las 300, según informaron en rueda de prensa en la capital grancanaria los consejeros de Educación, Universidades, Cultura y Deportes, Milagros Luis Brito, y de Empleo, Industria y Comercio, Jorge Rodríguez, que recordaron que en las dos anteriores convocatorias fueron dirigidas a técnicos de cocina.

Además, el Gobierno prevé una nueva convocatoria a finales de año que comprenderá las especialidades de emergencias sanitarias, educación infantil y atención sociosanitaria con cien plazas en cada una, "tres campos estratégicos para la productividad y el mantenimiento del empleo en las islas", según Luis Brito.

Con la aplicación de este procedimiento y su ampliación en el presente ejercicio, el Gobierno de Canarias pretende mejorar la competitividad del tejido productivo canario a través de la formación de sus trabajadores y, por otro, seguir abriendo oportunidades de cambio en dicho tejido productivo, con la orientación de las políticas formativas hacia nuevos nichos de mercado o hacia aquellos donde se prevé un importante aumento de la demanda de mano de obra como es el caso de la atención sociosanitaria, resaltó la consejera.

La primera orden de convocatoria del año se publicará próximamente en el Boletín Oficial de Canarias y los candidatos dispondrán de 20 días de plazo a partir del día siguiente a la publicación para presentar sus solicitudes.

FORMACIÓN PERMANENTE

Una vez seleccionados los candidatos, en función de las bases que se establecerán en la propia orden, comienzan las cuatro fases del procedimiento experimental. En la primera, se facilita información sobre los procedimientos normativos que deberán seguir, para conseguir la titulación. Posteriormente, los orientadores del Instituto Canario de Cualificaciones Profesionales asesoran de forma individual a los solicitantes acerca de las evidencias que deben recopilar para demostrar su formación y, en caso de ser necesario, sobre las acciones que deben efectuar para mejorar su cualificación profesional.

A continuación, se inicia la fase de evaluación y acreditación, por la que se reconoce y oficializa el bagaje profesional de las personas a lo largo de su vida. Por último, se ofrecerá a cada candidato un plan de formación, con un itinerario formativo personalizado, que permita convertir la obtención el título oficial, en el primer paso hacia un proceso de formación permanente, a lo largo de toda su vida laboral.

DIRECTRICES COMUNITARIAS

De acuerdo a la estrategia europea sobre cooperación en formación y educación, la consejera Milagros Luis Brito recordó que el Instituto Canario de las Cualificaciones Profesionales comenzó a aplicar hace dos años este proceso experimental que permite evaluar, de forma objetiva, si los candidatos que no han podido estudiar han adquirido por otras vías los conocimientos suficientes como para contar con un título oficial.

Así, el primer año se convocaron 75 plazas para obtener el título de técnico en cocina, para las que se presentaron más de 540 candidatos, añadió.

La consejera Luis Brito resaltó que las propias directrices comunitarias que establecen las bases para políticas de empleo en la Unión Europea (UE) establecen "la necesidad de adaptar los sistemas educativos y la formación para dar respuesta a las nuevas exigencias en materia de competencias profesionales". A ello se suma el proceso de Copenhague, equivalente al de Bolonia, "de convergencia de las políticas educativas adaptadas a las necesidades del empleo en la UE y que establece criterios de uniformidad en los procesos educativos a finales de 2010".

Además, señaló que la Ley Orgánica de Educación establece que "las personas adultas pueden realizar sus aprendizajes mediante actividades de enseñanza reglada o no y mediante la experiencia laboral o en actividades sociales".

PASARELAS DE FORMACIÓN

Luis Brito hizo hincapié en la "voluntad" del Ejecutivo regional de reforzar la Formación Profesional y mejorar la cualificación profesional de las personas adultas en las islas. Es por ello por lo que lanza este sistema de reconocimiento de titulaciones profesionales con "tres objetivos: reconocer una experiencia que se puede validar, la convicción de impulsar una línea estratégica que va a garantizar trabajar la formación a lo largo de la vida; y empezar a establecer pasarelas de formación entre el sistema educativo y el tejido productivo", explicó.

PRÁCTICAS EN EMPRESAS DE 6 MESES A DOS AÑOS

El consejero de Empleo, Jorge Rodríguez, destacó, por su parte, que en la actual etapa de crisis económica "hay que ir hacia la economía del conocimiento y hacia una mayor diversificación y competitividad de las empresas de las islas". Para ello, en su opinión, "hay que mejorar el nivel de conocimiento de los trabajadores, que contempla formación y experiencia". Por ello, señaló que dicha iniciativa pretende "aunar asesoramiento y formación para que se reconozca la experiencia de las personas".

Además, recordó otra iniciativa puesta en marcha por el Ejecutivo autonómico dirigida a ayudar a que las empresas contraten en prácticas a recién titulados en Formación Profesional y anunció que este año se va a extender a toda Canarias, a FP y a titulaciones universitarias.

De tal manera que "personas que estén muy bien cualificadas tanto de formación profesional como de las universidades tengan la oportunidad de tener un contrato en prácticas, de seis meses a dos años de duración, para complementar su formación con la experiencia laboral", señaló.

Así, en su opinión, "ésta es una iniciativa estratégica para mejorar la cualificación de las personas que van a trabajar en las islas para que las empresas del archipiélago sean más competitivas".

"El esfuerzo personal sobre todo en tiempos de crisis tiene premio", agregó Rodríguez, que indicó que "la tasa de paro de titulados de formación profesional en Canarias asciende a la tercera parte de la población general".