El rector de la Universidad de Cantabria expresa "el hondo pesar" de la comunidad universitaria

El publicista y escritor cántabro-mexicano era doctor 'honoris causa' por UC, donde, desde 2005, existe una Cátedra que lleva su nombre SANTANDER, 25 (EUROPA PRESS) El rector de la Universidad de Cantabria, Federico Gutiérrez-Solana, ha expresado hoy el "hondo pesar de toda nuestra comunidad universitaria por el fallecimiento de Eulalio Ferrer Rodríguez", publicista, escritor y mecenas cántabro, que contaba con el título de doctor "honoris causa" por la UC. "Queremos manifestar públicamente nuestra condolencia y transmitir a sus familiares y amigos nuestro apoyo en estos momentos", dijo. "Eulalio Ferrer era un gran humanista, un hombre convencido del valor de la educación y un apasionado de la lengua española y de sus grandes figuras, como Cervantes. Asimismo, amaba a su tierra natal de Cantabria y a su tierra adoptiva de México, y de ahí su mecenazgo para la creación de la Cátedra Eulalio Ferrer de Historia Comparada de México y España en la UC", señaló Gutiérrez-Solana. "A nivel personal, siento que he perdido a un amigo. El hueco que deja entre nosotros es imposible de cubrir, y ahora nuestro deber es procurar que no se olvide su figura ni las ideas de cultura y de estilo de vida que él siempre quiso transmitir", añadió. El rector, que participó el pasado verano en la presentación santanderina de la novela de Ferrer 'Háblame en español', recordó que esta obra es "un compendio del valor que Eulalio daba a los proyectos humanitarios y al papel de la hispanidad en un mundo mejor y más intercultural". "Cantabria echará de menos su presencia optimista y conciliadora, su buen humor y la experiencia que siempre sabía comunicar. Porque Eulalio no en vano fue uno de los grandes líderes de la comunicación de México, no sólo en el plano empresarial, sino también en el intelectual, como atestiguan sus muchas publicaciones sobre el mundo de la publicidad". "Pero ante todo, se pierde una persona con una dimensión humana y unos valores que quedarán siempre entre nosotros", concluyó Federico Gutiérrez-Solana.