Estudiantes aseguran que "se ha roto todo puente de diálogo" con el desalojo de la UB

BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS) El Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) aseguró hoy que "la apuesta" de las universidades por "la estrategia de la fuerza y la coacción" supone "romper todo puente de diálogo y entendimiento" con los estudiantes y pidió la dimisión del rector de la Universitat de Barcelona (UB), Dídac Ramírez. Algunos estudiantes se reagruparon ante la facultad de Historia en el barrio del Raval, cerca de donde esta mañana tuvo lugar la carga policial, para realizar una asamblea. Algunos de ellos tenían previsto dirigirse al Centro de Atención Primaria (CAP) Drassanes para ser atendidos tras los altercados, según explicaron a Europa Press fuentes estudiantiles. En un comunicado tras el desalojo esta mañana del Rectorado de la UB por parte de los Mossos d'Esquadra, el sindicato de estudiantes lamentó que la entrada de la policía catalana en las universidades "viene siendo una tónica habitual" y "demuestra la inoperancia de los rectores para gestionar con diálogo los conflictos" que surgen. Advirtió que "la violencia policial, las detenciones, las expulsiones y las difamaciones contra los estudiantes no pararán la lucha en defensa de una universidad pública y de calidad". El SEPC exigió la "dimisión inmediata" del rector de la UB, Dídac Ramírez, y de todo el equipo rectoral de la universidad "por ser los máximos responsables de la entrada de los Mossos d'Esquadra en la universidad" y que el conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, y la comisionada de Universidades, Blanca Palmada, se posicionen públicamente sobre la entrada de los cuerpos policiales. Por su parte, la Coordinadora de Asamblea de Estudiantes (CAE) consideró hoy "indigna" la situación vivida esta mañana, "no sólo en una sociedad avanzada y democrática, sino también de un gobierno supuestamente de izquierdas". "La persecución violenta e indiscriminada por parte de la policía, la entrada al edificio histórico de la UB --antiguo refugio y foco de las protestas de la Transición-- así como el despliegue policial en pleno centro de Barcelona no puede hacer nada más que rememorarnos a estos tiempos", añadieron los estudiantes en alusión a que los actuales gobernantes lucharon contra la represión policial de entonces. Se preguntaron qué ésta pasando en la sociedad "para llegar a estos extremos", en que gobiernos y rectorados "se radicalizan" ante las protestas "pacíficas" de los estudiantes. Aseguraron tener las convicciones suficientemente profundas "como para amilanarnos ante la violencia y la represión" en una situación que consideraron de "estado policial".