Estudiantes crean una plataforma que se aleja de radicalismos

La Taula Nacional para la Universitat Pública se han reunido cada semana en el último mes

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Jóvenes Estudiantes de Catalunya (Ajec), con el apoyo de estudiantes, profesores y Personal de Administración y Servicios (PAS), han creado la Plataforma Contruïm la Universitat Pública, para tratar la aplicación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) alejándose de las últimas protestas, con las que no comparten las formas, y las versiones oficiales.

La plataforma ha creado a su vez una página web en la que se recogerán artículos de opinión, documentos oficiales que ha generado el proceso de transición y el manifiesto fundacional, que apela a los principios de veracidad, respeto, honestidad y lealtad a la universidad pública para explicar qué es realmente el Plan de Bolonia.

El secretario general de la Ajec, Andreu Espinola, explicó que este ha sido un año complicado para la universidad pública y que muchas de las protestas contra el Plan de Bolonia han tenido un efecto "perverso" que ha desgastado la imagen de la universidad pública con "injurias y falacias". "En la batalla, quien más ha ganado es la universidad privada", lamentó.

Reconoció que Bolonia "es ya inevitable", por lo que instó a trabajar por el horizonte post-Bolonia y explicar concretamente qué supondrá la aplicación del EEES para la comunidad universitaria.

La página web publicará tres artículos semanales, y se intentará que sea uno de estudiantes, otro de profesores y otro del PAS, así como opiniones oficiales de los partidos políticos. Los fundadores aseguran que la plataforma no tiene una posición concreta sobre el proceso y que el objetivo es "reunir a todas las sensibilidades", según explicó el estudiante Nathan Baidez.

RELACIÓN "IMPOSIBLE" CON LOS ANTI BOLONIA

Espinola reconoció que actualmente "no hay relación posible" con los colectivos que han liderado las principales protestas anti Bolonia en los últimos meses, como el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (Sepc) y la Coordinadora de Asambleas de Estudiantes (CAE), por la actitud de éstos.

Sin embargo, apostó por que "bajo el respeto, la veracidad y en la línea del manifiesto" la página web pueda recoger las opiniones de estos estudiantes. Reconoció que no todas las críticas hechas desde otros colectivos han sido erróneas, pero criticó que "no se han sabido canalizar bien".

Por su parte, el profesor de Biología de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Lluís Tort, explicó que es necesaria una plataforma de este tipo para defender la universidad pública. Para Tort "no tiene ningún sentido" un anti Bolonia completo por que supone una "falta de alternativa" de futuro y calificó esta posición de "muy conservadora".

AVANCES EN LA TAULA NACIONAL

Espinola explicó que la Taula Nacional per la Universitat Pública se ha reunido cada semana en el último mes y que fruto de estos encuentros se ha alcanzado una carta de compromisos con diez puntos que supone el "primer acuerdo" entre el Govern, representado por el Comisionado de Universidades e Investigación, y los estudiantes.

En estas reuniones se trataron temas como la financiación, la aplicación de los nuevos grados, la situación en la que quedarán los estudiantes que compaginan su formación con el trabajo y la participación. Reconoció que no se ha llegado a acuerdos concretos y explicó que la carta de compromisos "se centra mucho en el año que viene".

Auguró que como resultado de este avance podrá salir una nueva propuesta de financiación para las universidades públicas y un nuevo umbral para acceder a las becas para estudiar. "Hemos empezado tarde pero ha habido intención", celebró.