Estudiantes ocupan la Facultad de Bellas Artes de la UB

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS) Estudiantes ocuparon esta noche la Facultad de Bellas Artes de la Universitat de Barcelona (UB) para "exigir un posicionamiento público del decanato en relación al desalojo y la brutal carga policial de los Mossos d'Esquadra" del 18 de marzo. Según informó en un comunicado la Asamblea de la Facultad de Bellas Artes, piden la dimisión del rector de la UB, Dídac Ramírez, porque "no ha querido dialogar con el sector del estudiantado que se pronunció en el referéndum", y de "todos lo responsables políticos de la represión", así como "una depuración del cuerpo de policía autonómico". Desde ayer, varios grupos de alumnos ocupan nuevamente tres facultades --la de Filosofía, Geografía e Historia de la UB, la de Derecho de la UB y la de Educación de la Autònoma (UAB)-- para protestar contra el desalojo de la UB y pedir la paralización del plan. Los estudiantes de Bellas Artes se encerraron el mismo día de la manifestación convocada contra el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), que se prevé polémica al no haber sido comunicada oficialmente a la Dirección General de los Mossos d'Esquadra de la Generalitat. Además, la policía autonómica advirtió ayer que se prevé la infiltración de jóvenes violentos anti-sistema. Por su parte, los organizadores de la protesta apuntaron en un comunicado que la manifestación de esta tarde no ha sido ilegalizada porque ningún tribunal lo ha dictaminado y que se ha seguido "el canal habitual que hasta el día de hoy se ha utilizado con normalidad por el movimiento estudiantil". "Entendemos que esta campaña que se está haciendo de criminalización de la manifestación responde a la misma lógica contra la que nos manifestamos", señalan. Según ellos, "se pretende restarles credibilidad, criminalizarles y fomentar una falsa alarma social basada en mentiras". La marcha tiene como objetivo protestar contra la implantación del Plan de Bolonia y criticar el desalojo de estudiantes del Edificio Histórico de la UB por parte de los Mossos d'Esquadra el 18 de marzo, que finalizó con 82 heridos.