Gabilondo defiende el plan Bolonia porque "el conocimiento retorna a la sociedad y eso no es mercantilización"

LOVAINA (BÉLGICA), 28 (EUROPA PRESS)

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, aseguró hoy que su Ministerio trabajará "muy seriamente" para que la Universidad "no esté mercantilizada" ni sometida a "intereses del mercado" y defendió el proceso de Bolonia como vehículo para que "el conocimiento retorne a la sociedad", lo que a su juicio, "no es ninguna mercantilización".

"Las universidades son de la sociedad, no son patrimonio de quienes estamos en ellas", declaró a los medios en Lovaina, durante una pausa de la conferencia de ministros europeos de Educación sobre el proceso de Bolonia.

"Es lógico que la sociedad participe activamente en la Universidad y es más lógico que quien tenga medios participe más", añadió para después asegurar que la participación de "los ámbitos empresariales" en la universidad española es "en general mucho menor" que en otros países.

El ministro pidió "discernir" entre el proceso Bolonia y otros asuntos "que a veces son objeto de abierta polémica, interesantes, pero que no son exactamente Bolonia", pero aseguró que "trabajaremos muy seriamente por la libertad académica y para que la Universidad no esté mercantilizada, que no lo está, y para que no tenga intereses del mercado".

"Tenemos que responder a los requerimientos de la sociedad, que es una cosa distinta. Para mí, que el conocimiento retorne a la sociedad no es ninguna mercantilización, sino responsabilidad social", remachó.

Así, el ministro admitió que las preocupaciones de las voces críticas con este proceso son "asuntos de enorme importancia social que tienen que ser abordados", pero insistió en que no forman parte del proceso de Bolonia que sí incluye, entre otros, la "participación de la calidad de la dimensión social del conocimiento, como factor de integración, los procesos de la libertad académica".

En torno a 200 estudiantes europeos, entre ellos unos cincuenta españoles, participan esta mañana en una manifestación por las calles de Lovaina para protestar contra el plan Bolonia.

El ministro dijo que no tenía problema en "hablar, con seriedad, sobre razones argumentos y procesos", pero pidió a los que se oponen a este plan que escuchen también a los estudiantes que "han optado libremente por participar". "No olvidemos a tantos y tantos estudiantes que en España están activamente participando con sus reflexiones y críticas para que este proceso se haga adecuadamente", añadió.

ESPAÑA APRUEBA LA EVALUACIÓN

Este martes, el grupo de seguimiento del proceso de Bolonia presentó el informe de evaluación sobre los avances en la implementación en cada país y en los que España obtiene una nota media de 4 puntos sobre un baremo de 5.

Gabilondo valoró la mejora registrada desde el informe de 2008 en el que España obtuvo un 3,5 y aseguró que el gobierno está "razonablemente satisfecho porque parece que la orientación es la adecuada", aunque admitió que hay elementos "que mejorar".