Ingenieros técnicos pedirán que la UEx traspase la mayor parte de los 60 créditos libres a las troncales

MÉRIDA, 13 (EUROPA PRESS)

Los colegios extremeños de ingenieros técnicos Industriales, Forestales, Agrícolas y de Obras Públicas pedirán a la Universidad de Extremadura (UEx) que la mayor parte posible de los 60 créditos de libre configuración establecidos en el nuevo plan de estudios se traspasen a los contenidos obligatorios o troncales.

El decano del Colegio Oficial de Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales de Badajoz (Copitiba), Manuel León, explicó a Europa Press que lo que pretenden los órganos profesionales es "intensificar el carácter generalista de las ingenierías de grado" dentro de "lo posible".

El fin último es que estas ingenierías "no queden tan limitadas y tan cortas" como, a juicio de los colegios, han sido configuradas en los nuevos planes de estudios que ha provocado la aplicación a España de los criterios del Plan Bolonia. Representantes de los cuatro colegios se reunieron ayer por la tarde en Mérida para consensuar sus posturas respecto al Plan Bolonia, en particular en lo que respecta a su aplicación en Extremadura, así como a otros asuntos de actualidad nacional que afectan a los colegios, como los proyectos de las denominadas leyes Paraguas y Ómnibus, que supondrán la puesta en marcha en España de la directiva europea de Servicios.

"ARREGLAR" LAS COSAS

En lo concerniente a los planes de estudio de las ingenierías técnicas, que entran en vigor el curso que viene y que se componen de un total de 240 créditos, los colegios solicitarán a la UEx que los 60 créditos libres se traspasen en el mayor número posible a los 180 restantes. El motivo es dotar de "más contenido" a la titulación y de "más preparación" los estudiantes, para "paliar" las consecuencias negativas de Bolonia e "intentar arreglar un poco las cosas".

Al respecto, los colegios extremeños, en consonancia con los del resto de España, coinciden en que las directrices del Plan Bolonia no son en sí mismas perjudicales, sino la peculiar aplicación que va a tener lugar en el país para los ingenieros técnicos, al limitar sus atribuciones.

En concreto, los estudiantes que obtengan el grado sólo podrán disponer de atribuciones en la rama de contenidos que se ajusta a su especialidad (por ejemplo, electricidad, mecánica, química, electrónica, etcétera). Si desean ser plenamente competentes en todas ellas, han de acudir al máster, que será de uno a dos años y que equivaldrá aproximadamente a las actuales ingenierías superiores.

Por tanto, el sistema de enseñanza estará primando la realización de estudios de largo plazo, cuando el mercado laboral español y extremeño necesita de técnicos de plazo medio en un porcentaje mucho más alto, dadas las características predominantes en el tejido empresarial nacional y particularmente en el extremeño.

Respecto a los proyectos de las leyes Paraguas y Ómnibus, Manuel León advierte de que van encaminadas a reforzar el carácter asociativo de los colegios profesionales, en detrimento de su naturaleza de corporaciones de derecho público. Por tal motivo los cuatro colegios extremeños analizarán conjuntamente la evolución legislativa que marca el desarrollo de ambas normas.

Otra decisión que adoptaron los cuatro organismos profesionales es que, aunque tengan un representante único en el nuevo Consejo del Agua extremeño, la posición del mismo será previamente colegiada por todos.