Los 'antibolonia' rompen la puerta del rectorado de la Universidad

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS) Los estudiantes rompieron esta mañana la puerta de entrada del Rectorado de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y realizaron pintadas durante la protesta por la hospitalización del universitario en huelga de hambre desde hace un mes, Tomàs Sayés, según informó la UAB en un comunicado. Alrededor de un centenar de universitarios se concentraron en la plaza Cívica del campus de Bellaterra después de que una ambulancia trasladara a Sayés al Hospital de Terrassa (Barcelona) tras el empeoramiento de su estado de salud. Según informó a Europa Press una portavoz estudiantil, fueron al Rectorado para pedir a las autoridades universitarias responsabilidades por el estado de Tomàs Sayés. Además, los estudiantes desplegaron una pancarta en la plaza Cívica que apuntaba a la rectora, Anna Ripoll, como "culpable de la hospitalización de Tomàs por su negativa de diálogo". Los manifestantes también colgaron "de forma simbólica" varios muñecos que simbolizaban al conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet; la comisionada de Universidades, Blanca Palmada, y la rectora. Los manifestantes, que profirieron amenazas e insultos a las autoridades universitarias y a miembros del personal, llevaban pirotecnia de gran capacidad y un taladro, según el comunicado de la universidad. La UAB asegura que el equipo de gobierno ha mostrado "siempre" su preocupación por una actitud "que genera riesgos graves para la salud del estudiante", y ha realizado desde el principio múltiples gestiones para conocer cómo actuar ante una situación como ésta. Además, la universidad pidió al estudiante que comunicara el nombre de los médicos que hacían el seguimiento de su estado de salud y los datos de contacto de sus familiares, sin recibir contestación. La UAB condenó todas las formas de violencia y manifestó que "ha defendido siempre la universidad como un lugar donde caben todas las ideas que se expresan respetando los derechos de todos", por lo que "actuará para garantizar la normalidad académica y el buen funcionamiento del servicio público universitario y la integridad de los espacios". Los Mossos d'Esquadra no intervinieron ante la acción reivindicativa, aunque tienen conocimiento de los hechos, según informaron a Europa Press.