Los médicos podrán acogerse hasta 2012 a la exención que les permitirá acreditar conocimientos de catalán en dos años

PALMA DE MALLORCA, 31 (EUROPA PRESS) El Servei Balear de Salut (Ib-Salut) dictó hoy la resolución que hace vigente la exención de dos años que el Decreto de Catalán en la sanidad marca para que los facultativos puedan acreditar el nivel B de lengua catalana, aunque éstos dispondrán de tres años (2009-2012) prorrogables para acogerse a esta ventaja, según anunció hoy en rueda de prensa el conseller de Salud y Consumo, Vicenç Thomàs. Tal y como afirmó, esta exención afectará a los médicos y otros profesionales que se presenten a la oferta pública de ocupación del próximo mes de abril, en la que saldrán a oposición 4.000 plazas, al tiempo que consideró que esta medida demuestra que el Decreto "no excluye a nadie" y "todo el mundo" que provenga de cualquier Comunidad Autónoma podrá presentarse "sin problemas" a los procesos de selección. "Nuestra intención es seleccionar a los mejores médicos por su capacidad profesional, y nadie perderá su trabajo", aseveró el titular de Salud en respuesta a las críticas lanzadas en las últimas semanas desde el PP y varias entidades sindicales por no establecer el catalán como un mérito. En esta misma línea, manifestó que los facultativos dispondrán de dos años "para adaptarse a la realidad jurídica y sociológica de las islas". Acompañado por el director general del Ib-Salut, Josep Pomar, Thomàs aseguró así que en los próximos tres años quienes opten a una plaza en la sanidad pública tendrán garantizado el poder eximirse a la hora de acreditar los conocimientos de catalán tanto para puestos fijos como eventuales así como en régimen eventual como laboral. Al mismo tiempo, afectará a los profesionales relacionados no sólo con la medicina sino también, entre otros, a los diplomados en Enfermería, los especialistas en Ciencias de la Salud, celadores y técnicos de mantenimiento. 4.000 PLAZAS Tal y como apuntó el conseller, se trata de la primera vez, desde que Baleares recibió las competencias de sanidad, que se lleva a cabo una oferta de ocupación de 4.000 plazas, que irá acompañada de los requisitos de conocimiento de lengua catalana "en una Comunidad Autónoma con dos lenguas igualmente oficiales". En concreto, el decreto 24/2009 aprobado el pasado viernes por el Consell de Govern y publicado hoy en el Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB), regula la exigencia de conocimientos de lengua catalana en los procedimientos selectivos de acceso y de movilidad, relativos a la función pública estatutaria y para ocupar puestos de trabajo que se convoquen en el sector público sanitario de las islas.