Ninguna de las universidades públicas madrileñas se sitúa entre las mejores de España por su calidad, según un estudio

La baja dedicación a investigación empeora los resultados globales de calidad de las universidades, que presentan mejores datos en docencia

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Ninguna de las seis universidades públicas madrileñas se encuentra entre las diez mejores de España por su calidad en docencia e investigación, según se desprende de un informe que ha elaborado por el Instituto de Análisis Industrial y Financiero (IAIF) de la Universidad Complutense de Madrid para el Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid (CES).

Según los datos, recogidos por Europa Press, la universidad madrileña que consigue la mejor posición global entre las 47 universidades públicas de España es la Complutense, que ocupa el puesto 12 de la tabla, seguida de la Autónoma de Madrid (puesto 21), la Carlos III (puesto 25), la Politécnica (puesto 26), la Universidad de Alcalá (puesto 41) y, por último, la Rey Juan Carlos, el peor puesto de la tabla.

Estos resultados, en parte negativos, se debe, sobre todo, a la escasa labor de investigación que realizan las universidades madrileñas, que, sin embargo, en docencia, destacan más como es el caso de la Complutense, que con una nota muy alta, se sitúa en la cuarta posición de la tabla nacional con 48,9 puntos, seguida de la Politécnica (32,82 puntos) y de la Carlos III de Madrid (32,76 puntos).

En este apartado se ha medido el tamaño relativo, los recursos humanos con los que cuentan los centros, la dotación de recursos materiales y el apoyo informático, el rendimiento y el esfuerzo bibliográfico, así como los resultados de la docencia, donde la Rey Juan Carlos sólo consigue 5,20 puntos del total, frente a los 65,71 de la Complutense o los 34,28 de la Universidad de Alcalá.

En recursos humanos, la universidad madrileña mejor valorada es la Autónoma, que consigue 90,53 puntos; seguida de la Complutense, con 74,29 puntos; y de la de Alcalá de Henares, con 43,49 puntos. No obstante, la Rey Juan Carlos saca la nota más alta entre las universidades madrileñas en dotación de recursos y apoyo informático (52,25 puntos), seguida de Autónoma (43,97 puntos) y de la Politécnica (41,94 puntos).

En rendimiento y esfuerzo bibliográfico, la que mejor sale parada es la Carlos III, que obtiene 63,05 puntos; seguida de la Complutense, con 56,08 puntos; la Autónoma, con 45,32 puntos, y por debajo de la lista, la Politécnica, que en este parámetro sólo obtiene 12,05 puntos. Además, el tamaño relativo recibe en todas ellas puntuaciones por debajo de los 12 puntos.

LA AUTÓNOMA, MEJOR INVESTIGACIÓN

En cuanto a la investigación, la Autónoma es la primera universidad madrileña que aparece en la tabla nacional, con el puesto 12 y 46,88 puntos. Detrás de ella se sitúa la Carlos III (23º, con 35,90 puntos), la Politécnica (25º, con 35,09 puntos), la Complutense (29º, con 33,56 puntos), la de Alcalá de Henares (42º, y 25,93 puntos) y, por último, la Rey Juan Carlos (46º, con 24,03 puntos).

Se debe tener en cuenta que este estudio se ha elaborado con datos del curso académico 2004-2005, y que la Rey Juan Carlos, por ejemplo, que en este caso sale peor parada, es el centro más joven de todos con muchos años de diferencia, y la experiencia a la hora de valorar estos puntos es esencial. No obstante, en los últimos años es una de la que más ha invertido y avanzado en esta materia.

Dentro de este indicador, se valora, entre otras cosas, el nivel académico de los investigadores, que consigue una puntuación muy alta en el caso de la Autónoma de Madrid (87,42 puntos), la Complutense (64,09 puntos), y la Politécnica (55,96 puntos) frente a la puntuación más baja que reciben los investigadores de la Carlos III (10,81 puntos).

Por el contrario, esta universidad consigue una puntuación buena en los resultados de los proyectos y de las tesis (67,29 puntos), frente a los 18,97 puntos de la Autónoma o los 12,72 puntos de la Complutense. También en captación de recursos para investigación, la Carlos III lidera la tabla de las universidades madrileñas, con 65,59 puntos, seguida de la Autónoma (57,65 puntos), Politécnica (34,35 por ciento) y Rey Juan Carlos (32,01).

Por centro y con un análisis de fortalezas y debilidades (DAFO), la Complutense tiene sus principales puntos fuertes, en cuanto a la docencia, en recursos humanos y los resultados del doctorado, y en menor medida, en la dotación de recursos y apoyo informático, así como el rendimiento y el tamaño relativo.

En investigación, los puntos débiles se encuentran en la captación de los recursos, los resultados de proyectos y tesis y en publicaciones mientras que los fuertes son los resultados obtenidos en patentes y tesis, y el nivel académico de los investigadores.

La Autónoma presenta en docencia, como aspecto más destacado, la dotación de recursos junto con el apoyo informático, además de los resultados en doctorado, y mayor debilidad a lo que se refiere a rendimiento y esfuerzo bibliográfico, recursos humanos y tamaño relativo.

Respecto a la investigación, sus puntos más fuertes son la captación de recursos, los resultados de las patentes y las tesis y el nivel académico de los investigadores, mientras que como los aspectos más débiles son los resultados de los proyectos, tesis y las publicaciones.

En tercer lugar se sitúa la Carlos III, que destaca por la dotación de recursos con el apoyo informático, el rendimiento, y el esfuerzo bibliográfico así como los resultados del doctorado, todo ello en docencia, mientras que sus debilidades se reducen al tamaño relativo y a los recursos humanos.

En el apartado de la investigación, la captación de recursos, los resultados de patentes, así como proyectos y tesis se presentan como aquellos puntos más fuertes, frente al nivel académico de los propios investigadores y las publicaciones que conforman el conjunto de puntos más débiles.

La Universidad Politécnica, en lo referente a recursos humanos y la dotación de recursos y apoyo informático muestra sus puntos más fuertes, en contraposición con el rendimiento y esfuerzo bibliográfico, resultados del doctorado y tamaño relativo donde tiene sus puntos más débiles dentro de la docencia.

En lo que a investigación se refiere los resultados de patentes, proyectos y tesis, y el nivel académico de los investigadores reflejan los puntos más fuertes, con una mayor debilidad en la captación de recursos y las publicaciones realizadas.

La Universidad de Alcalá de Henares tiene como puntos fuertes en docencia, la dotación de recursos, el apoyo informático junto con los recursos humanos y los resultados del doctorado, siendo el rendimiento, esfuerzo bibliográfico y el tamaño relativo las debilidades, mientras que en investigación, los resultados de patentes, proyectos y tesis son los puntos más destacados.

Por último, la Universidad Rey Juan Carlos tiene como único punto fuerte la dotación de recursos y el apoyo informático, presentando debilidad en el resto de campos docentes. El comportamiento en el área de investigación es similar, dado que presenta un único punto fuerte, los resultados de proyectos y tesis-, mostrando debilidad en el resto de campos.

Además, en conjunto, el estudio revela una serie de circunstancias comunes a todas las universidades de la región, como, por ejemplo, el hecho de que ninguna de las Universidades madrileñas obtiene dentro de la docencia el tamaño relativo óptimo como para considerarlo como punto fuerte. Esta misma circunstancia pero de signo contrario ocurre con la dotación de recursos y el esfuerzo bibliográfico, donde todas presentan un comportamiento adecuado que supone una fortaleza para las mismas.

Además, destaca la situación del área de la investigación con las publicaciones, donde ninguna de las universidades madrileñas alcanza un óptimo de producción científica que permita considerarla como punto fuerte de las mismas.