Profesores y administrativos de la UB rechazan el desalojo del edificio histórico de la UB

BARCELONA, 18 (EUROPA PRESS) La Asamblea de Personal Docente e Investigador (PDI) y Personal de Administración y Servicios (PAS) de las Universidades Catalanas rechazó el desalojo esta mañana de una cincuentena de estudiantes que ocupaban el vestíbulo del edificio histórico de la Universitat de Barcelona (UB) desde noviembre en contra del Plan de Bolonia. En un manifiesto, este colectivo criticó la "violenta carga policial" que los Mossos d'Esquadra realizaron después del desalojo y lo consideraron un paso más "en la escalada de represión y criminalización contra el movimiento estudiantil". Lo ocurrido hoy "demuestra la incapacidad de la de las autoridades académicas y del equipo del rectorado de la UB --que llegó al gobierno gracias a los votos de los estudiantes-- para encontrar soluciones consensuadas basadas en el diálogo y la comunicación". En declaraciones a Europa Press, el catedrático de Antropología Manuel Delgado se mostró indignado y dijo que es "difícil estar a favor" de la forma en la que se produjo el desalojo, por el "simbolismo", la "estética" y "la puesta en escena", que recuerdan a los desalojos en la época franquista. Delgado dijo que los encerrados no eran los más "radicales" entre los estudiantes, y que "parece" que las autoridades "no les perdonen" que hayan llevado a cabo su protesta de forma pacífica hasta hoy. "Al rector le costará mucho explicar este espectáculo", lamentó. En otro manifiesto, los estudiantes criticaron la actuación de los cuerpos "represivos" de la Generalitat para desalojar a los estudiantes que llevaban cuatro meses ocupando el edificio "sin incidentes". Explicaron que el desalojo se produjo sin previo aviso, "de forma violenta" y mientras los estudiantes dormían. Aseguraron que los agentes grabaron a los que estaban en el edificio para posteriormente identificarlos e imputar "de desobediencia civil dudosa" a nueve. Criticaron que, tras finalizar el desalojo, agentes de la policía catalana "no han dudado en cargar violentamente contra una asamblea pacífica" realizada como acción simbólica. "La ejecución se ha realizado con contundencia y una exagerada represión", afirmaron. Los estudiantes aseguraron que agentes de paisano identificaron y detuvieron "de manera improcedente" a estudiantes que posteriormente se dirigían a la facultad de Filosofía y Letras de la UB, en el Raval. COMPORTAMIENTO "FRANQUISTA" Los estudiantes creen que están en una situación "límite" y lamentaron que en un estado democrático "se registre un comportamiento del Govern típico de la época franquista" contra las voces disidentes. Explicaron que hasta el momento habían mantenido una situación "cordial" con el Rectorado, pero que hoy se rompieron dichas relaciones "por sorpresa, poniendo de manifiesto que la voluntad conciliadora del rector sólo recae en palabras vacías de contenido y falsas promesas". "El rector, haciendo caso omiso a estas reivindicaciones sociales y populares, soluciona con la estética y la ética franquista las voces contrarias a sus intenciones", espetaron. Afirmaron que han utilizado vías democráticas, como el referéndum en que la mayoría mostró su voluntad de paralizar el Plan de Bolonia, pero añadieron que estos resultados fueron desestimados por las instituciones universitarias "dejando claro que a pesar de los intentos de acceder a los medios institucionales, la respuesta a las peticiones de diálogo es nula". Los estudiantes exigieron la dimisión del rector de la UB, Dídac Ramírez; el presidente de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP), Josep Joan Moreso; el conseller de Innovación, Universidades y Empresa de la Generalitat, Josep Huguet, y el de Interior, Joan Saura.