Zapatero "rectifica" y elige a Gabilondo por su capacidad de explicación

  • Madrid, 7 abr (EFE).- El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha admitido hoy que la reintegración de Universidades en el Ministerio de Educación puede entenderse como una "rectificación" y ha elogiado la experiencia y capacidad de diálogo del nuevo ministro, Ángel Gabilondo, para afrontar el reto del proceso de Bolonia.

Zapatero "rectifica" y elige a Gabilondo por su capacidad de explicación

Zapatero "rectifica" y elige a Gabilondo por su capacidad de explicación

Madrid, 7 abr (EFE).- El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha admitido hoy que la reintegración de Universidades en el Ministerio de Educación puede entenderse como una "rectificación" y ha elogiado la experiencia y capacidad de diálogo del nuevo ministro, Ángel Gabilondo, para afrontar el reto del proceso de Bolonia.

Los cambios en Educación llegan en plena ebullición de la convergencia en el Espacio Europeo de Educación Superior, que ha suscitado en los últimos meses críticas de parte del profesorado, así como de alumnos que se han movilizado en contra, a veces de forma violenta.

También las universidades han censurado la burocratización del procedimiento de verificación de las nuevas titulaciones y han demandando repetidamente a la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmedia, una campaña de comunicación e información y los recursos financieros suficientes.

Según la remodelación anunciada hoy por Rodríguez Zapatero, el departamento de Educación se dedicará exclusivamente a toda la enseñanza, desde la infantil hasta la superior.

"El proceso de coordinación y armonización de los estudios universitarios a nivel europeo hace aconsejable en este momento que la política universitaria se integre en el Ministerio de Educación", ha argumentado el presidente del Ejecutivo en rueda de prensa.

El cambio en Educación responde en buena medida a la "personalidad" del nuevo ministro, ha precisado.

"Creo que tenemos un reto como es todo el proceso de Bolonia, de gran calado, que además exige -ha enfatizado- explicación, diálogo en los ámbitos universitarios".

El perfil "ideal" de Gabilondo para el cargo se ve reforzado, según Rodríguez Zapatero, por haber tenido responsabilidades universitarias como rector de la Universidad Autónoma de Madrid y presidente de la Conferencia de Rectores.

Gabilondo es un profesor de máximo prestigio, ha dicho, que cuenta con el reconocimiento "indiscutido de la comunidad universitaria y que "ha "acreditado su capacidad de dirección y de organización en este ámbito".

El ministro tendrá que culminar la implantación del EEES, que ya ha comenzado en algunas universidades y comenzará a generalizarse el curso próximo, y convencer a los discrepantes de los beneficios de Bolonia.

Gabilondo, que había advertido de que Bolonia no será posible "a coste cero" y había reclamado al Gobierno esfuerzos "inmediatamente" en becas, tendrá que gestionar el nuevo modelo de financiación de la universidad pública, a punto de conocerse la propuesta de la comisión mixta formada por el Gobierno, las CCAA y las universidades sobre esta cuestión.

En la educación no universitaria, deberá hacer frente a los altos índices de fracaso y abandono escolares, completar el desarrollo de la Ley Orgánica de Educación, la reforma de la Formación Profesional (FP) para posibilitar el reconocimiento de la formación no académica y tal vez una nueva regulación de la promoción en el Bachillerato después de que el Supremo haya anulado la vigente.