232 basadas en criterios de accesibilidad, vertebración y permeabilización

LOGROÑO, 18 (EUROPA PRESS)

Unión, Progreso y Democracia de La Rioja (UPyD) ha presentado ante la Demarcación de Carreteras una serie de alegaciones sobre la N-232 basadas en criterios de accesibilidad, vertebración y permeabilización.

En un comunicado, UPyD señaló que tenemos en cuenta que el 75 por ciento del transporte por carretera que circula por nuestras carreteras tiene origen y destino La Rioja (40 por ciento dentro de cada municipio y el 60 por ciento entre municipios). Y que el 25 por ciento restante que circula por La Rioja es transporte de mercancías de gran tonelaje, que traspasa de Este a Oeste y de Oeste a Este nuestra Comunidad Autónoma, provocando el colapso de la N - 232.

En UPYD consideramos que el déficit de carreteras gratuitas y de alta capacidad en La Rioja es considerable y proponemos una serie de actuaciones en las carreteras de ámbito nacional y regional. En este sentido, hemos presentado las siguientes alegaciones

Que la N-232 a su paso por Calahorra se convierta en la variante de la ciudad, creando una nueva salida de la A-68 a la altura de la Calle Monte Perdiguero (Polígono de Tejerías), manteniendo también el acceso existente.

El tramo entre Calahorra y Aldeanueva de Ebro de la A-68 debe ser liberalizado, creando un nuevo acceso a Aldeanueva de Ebro y Sería necesario también contar con un nuevo acceso en la intersección de la A 68 y la carretera de Grávalos (LR-385)Desde Aldeanueva de Ebro hasta Alfaro y hasta el límite de la Comunidad Autónoma de La Rioja, consideramos pertinente desdoblar la N-232, así como en el tramo comprendido entre Calahorra y Ausejo, y el Villar de Arnedo, creando accesos a Arnedo, Pradejón y a la propia Calahorra.

Se ha propuesta también liberalizar el tramo entre Fuenmayor y Arrabal, convirtiéndola en una nueva variante de Logroño, facilitando el acceso a los polígonos industriales.

En este sentido, apuntan que "deben abrirse tres nuevos accesos a la capital, en la Grajera, como entrada a la zona Este de Logroño; a la altura de Villamediana, facilitando el acceso al Hospital San Pedro".

Y, la tercera, en el Polígono la Portalada, a la altura de las calles Nevera y Circunde, donde existen accesos al puente atirantado sobre el Iregua. Estas salidas "favorecerían la entrada y salida a Logroño, reduciendo la presión sobre la calle Chile".

Por último, consideran que "por motivos económicos, de tiempo, de eficiencia en los recursos públicos, de no tener una doble vía paralela a la A-68 la liberalización es la mejor opción en el tramo de Haro a Fuenmayor, creando una salida nueva en Briones".