500 en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria)

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 18 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Canarias ha firmado hoy el acta de replanteo de la obra del nuevo trazado de la carretera GC-500 entre la glorieta de Maspalomas y la de Meloneras, en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), con el objetivo de modificar el trazado de la vía para poner fin a los problemas de viraje que presenta, según informó el Ejecutivo regional en nota de prensa.

Se trata de una obra que cuenta con un presupuesto de 568.159 euros y con la que se pretende dar una respuesta a un aspecto de singular importancia en el futuro de estas zonas, como puede ser su completo desarrollo urbanístico y dotación de accesos a zonas urbanas de importancia en breve espacio de tiempo.

De esta forma, se contará con zonas ajardinadas y se instalará una vía para las bicicletas además de aceras para que los viandantes puedan acceder a diferentes lugares cercanos como el Hospital con garantías de seguridad.

La responsable del área, Rita Martín, insistió en la importancia que se le otorga a las obras de infraestructura de los diferentes municipios turísticos. "Tenemos que conseguir que nuestros municipios ofrezcan la imagen de destino turístico maduro y competitivo que todos deseamos. De nada nos sirve tener unas instalaciones magníficas y unos buenos profesionales si, después, el entorno no responde a las expectativas que tienen nuestros visitantes", manifestó la consejera.

La inversión realizada por la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias se enmarca en el Plan de Infraestructura y Calidad Turística de Gran Canaria, dotado con un importe total de 76.442.729,53 euros, que se financia a partes iguales entre el Gobierno de Canarias y el Cabildo de Gran Canaria.

El Plan de Infraestructuras y Calidad Turística (PICT) se desarrolla a través de la ejecución de proyectos determinados anualmente, que atienden a los objetivos del aumento de la calidad de servicios turísticos del destino, mejora del medio urbano y natural del municipio, ampliación y mejora de los espacios de uso público, mejora de los servicios públicos, aumento, diversificación y mejora de la oferta complementaria, creación de nuevos productos y sensibilización e implantación de la población y agentes locales en una cultura de calidad.

Martín resaltó su decidida apuesta por la elaboración de proyectos que doten con los presupuestos del PICT todas aquellas iniciativas que favorezca la mejora del destino turístico. "La mejora de la calidad y la apuesta por la excelencia en cada uno de los municipios isleños para ofrecer nuestras mejores instalaciones e infraestructuras al visitante es una de las prioridades de nuestra política de actuación", reiteró la consejera.