68 se realice por Vinaroz

TERUEL, 29 (EUROPA PRESS)

El pleno de la Diputación Provincial de Teruel (DPT) aprobó hoy una moción presentada por el Partido Popular, aunque modificada por el PSOE y el PAR, en la que se insta al Gobierno central que "el futuro trazado de la A-68, entre las Ventas de Valdealgorfa y el Mediterráneo, sea por el corredor de la actual carretera N-232 y que se incluya como solución en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes".

El portavoz del Partido Popular (PP) en la DPT, Luis Carlos Marquesán, manifestó que "creemos ese trazado es el que más interesa al desarrollo futuro de nuestra Comunidad Autónoma". Además, añadió que "queremos conseguir el máximo consenso", sin que eso suponga un enfrentamiento entre territorios.

Marquesán dijo que "queremos la salida por Vinaroz, pero no por ello nos olvidamos de la salida de la N-420 por Tarragona". Así, insistió que "lo prioritario" es la salida por Vinaroz, pero sin dejar de lado otra posibilidad. En cualquier caso, afirmó que "no queremos que esto sirva para que el Ministerio tarde más tiempo".

Por su parte, el presidente de la DPT, Antonio Arrufat (PSOE), señaló que "lo primero es el tramo entre El Burgo de Ebro y Ventas de Valdealgorfa". Una vez que eso esté concretado, se hablará de los siguientes tramos. Además, no descartó que pudieran darse "las dos salidas" porque "la Generalitat quiere hacer un tramo y el enlace no sería demasiado largo".

El vicepresidente de la institución provincial, Inocencio Martínez (PAR) aseguró que la moción del PP era "oportunista" y que intentaba sacar beneficio en pleno proceso electoral puesto que, según recordó, era muy similar a otra se aprobó, también en la institución provincial, en octubre de 2008.

Luis Carlos Marquesán subrayó "el incumplimiento de los plazos en la publicación del estudio informativo. El presidente Marcelino Iglesias dijo que estaría en febrero, pero todavía no ha llegado". También comentó que el Gobierno de Aragón "acaba de autorizar una prospección paleontológica a la empresa que tiene que realizar el estudio informativo".

Así que Marquesán dudó de que el estudio pueda llegar antes de que acabe el año. "No podrá estar licitada antes de que acabe la legislatura, de manera que perderemos cuatro años más", advirtió.