Confirman que el periodista Alfons Quintà asesinó a su mujer, que le había dejado


  • La policía autonómica catalana ha descartado la hipótesis de que el periodista hubiera pactado un suicidio con su mujer.

  • Alfons Quintà, que utilizó una escopeta de caza, dejó una nota en donde lamentaba que su pareja quisiera dejarle.

El periodista, Alfons Quintà, que era una persona muy conocida en la sociedad catalana, participó hace dos años en el programa 'El Gato al Agua'

El periodista, Alfons Quintà, que era una persona muy conocida en la sociedad catalana, participó hace dos años en el programa 'El Gato al Agua' Youtube

La policía autonómica catalana ha descartado por completo la hipótesis de que el periodista Alfons Quintà y la que había sido su mujer, Victoria Bertrán, hubieran pactado un suicidio. Por este motivo, el juez ordenó el levantamiento de los cadáveres pasará el caso a los tribunales especializados en los crímenes de violencia de género.

Este lunes los cuerpos aparecieron en el domicilio que compartían en el distrito de Les Corts de Barcelona. Habían muerto por disparos de una escopeta de caza.

Fueron los bomberos quienes tuvieron que entrar en el lugar, a petición de la policía. Una familiar de la mujer dio la voz de alerta preocupada de que Victoria no hubiera ido a trabajar ni atendiera las llamadas al móvil.

Cuando lograron entrar en la vivienda, los Mossos d’Esquadra encontraron una nota que dejó Quintà, de 73 años, en la que lamentaba que su pareja, de 57, hubiera decidido terminar la relación.

"Alfons está loco"

El entorno de la pareja conocía las desavenencias entre ellos dos, que habían dejado de convivir recientemente. Según informa la prensa catalana, el periodista aún estaba convaleciente de una delicada operación de corazón. Durante esa cirugía no estuvo acompañado por Victoria, por lo que supone que eso pudo afectar a su estabilidad emocional.

El último artículo que Alfonso Quintà publicó en el Diari de Girona abunda en esta tesis. Titulado ‘La sort de morir agafant la mà estimada’ (‘La suerte de morir tomando la mano querida’), incluía frases como "aquel que muere intentado tomar la mano de la persona que ama siempre obrará mejor que aquel que no lo intente".

Cuenta el diario La Vanguardia que, hace diez años, la madre de Victoria detuvo al conocido escritor catalán Quim Monzó, a quien confesó que Alfons estaba “loco” y que tenía mucho miedo por su hija. Monzó le sugirió entonces que lo denunciara a la policía, y ayer recordaba consternado estas palabras.

Alfons Quintá era una persona muy conocida en la sociedad catalana. Aunque era abogado y marino mercante, se le conoce sobre todo por el ejercicio del periodismo, profesión en la que ocupó dos cargos muy importantes, primero como delegado del periódico El País en Cataluña, y luego como primer director de la televisión autonómica de Cataluña, TV3.

Destacó también como articulista, tertuliano y conferencista. Varias intervenciones públicas suyas se pueden ver en youtube.

Sigue @martinalgarra