División en el Gobierno sobre la aplicación del 155 de la Constitución en Cataluña


  • Un sector del Gobierno defiende aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, mientras Rajoy y Sáenz de Santamaría no lo ven claro.

  • En el despacho de Rajoy en Moncloa hay una carpeta titulada "Cataluña". Dentro hay un dossier sobre cómo aplicar el artículo 155 para evitar el referéndum ilegal.

Rajoy llamó a los nuevos ministros pero no les dijo qué iban a ser: así es el método mariano

Rajoy llamó a los nuevos ministros pero no les dijo qué iban a ser: así es el método mariano

Debate en el seno del Consejo de Ministros sobre cómo dar respuesta al desafío independentista de Cataluña. ¿Qué hacer? ¿Mano dura o diálogo? Los ministros de Mariano Rajoy no tienen claro en este momento qué solución va a haber que aplicar finalmente.

Fuentes cercanas a Moncloa explican a Lainformacion.com cuál es la división. Por un lado hay un grupo de ministros que han hablado en alguna ocasión que la solución final va a ser aplicar el artículo 155 en Cataluña. Esto es lo que dice el 155.1 de la Constitución Española:

"Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general".

Las mismas fuentes precisan que algunos ministros ya se han referido a este artículo como la solución más probable a tomar. Entre ellos se encuentran el ministro de Justicia, Rafael Catalá, la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido.

Precisamente el ministro Catalá es el responsable de un informe que ha presentado a Rajoy sobre las posibilidades legales tiene el Gobierno en su mano para frenar el referéndum ilegal. Sobre el contenido del famoso dossier las fuentes gubernamentales consultadas por Lainformacion.com se limitan a asegurar que en él se contemplan todas las opciones que tiene el Gobierno a su disposición. Es un abanico de posibilidades que tendría Moncloa, pero no desvelan cuáles serían.

Esta posición contrasta con la que mantienen Mariano Rajoy y su número dos y principal responsable de negociar con Cataluña, Soraya Sáenz de Santamaría. Ambos son reacios y tienen escasa disposición a aplicar el citado artículo 155 de la Constitución. Consideran que no habrá que tomar tan drástica decisión.

El debate en el Consejo de Ministros es real. También Rajoy ha consultado a la cúpula del Partido Popular sobre este desafío en varias ocasiones, escuchando la opinión de sus vicesecretarios.

Hay que recordar que el exministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ya se enfrentó a Soraya Sáenz de Santamaría por la respuesta que había que dar al desafío catalán. El ahora diputado raso era partidario de una línea más dura. Salió derrotado y tuvo que dejar el Ministerio.

Los cuatro clanes del Gobierno

- Los sorayos. Conocidos así por su cercanía a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría. ¿Quiénes se encuadran en este grupo? La propia número dos de Rajoy, con su equipo en Moncloa, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y el nuevo ministro de Fomento, Iñigo de la Serna. Algunos encuadran en este movimiento a la ministra de Empleo, Fátima Báñez. 

En los últimos días se han publicado informaciones apuntando a que el clan de los sorayos había salido vencedor una vez confirmada la formación del nuevo Gobierno. Sin embargo, diferentes diputados y cargos provinciales no están de acuerdo con esta supuesta victoria.

En realidad Sáenz de Santamaría ha perdido una de las parcelas de poder más importantes que tenía: la portavocía del Gobierno, con las ruedas de prensa de los viernes, y la relación con los grandes grupos de comunicación. Ese cometido lo tiene a partir de ahora el titular de Educación, Iñigo Méndez de Vigo.

Hay quien ve en esta decisión de quitarle las relaciones con los medios de comunicación a la vicepresidenta una victoria del G-8. Incluso, en círculos populares se apunta que fue el antiguo titular de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien le pidió a Rajoy que encargara a otro ministro esa función tan importante para el Gobierno. La principal queja del ahora diputado raso es que Sáenz de Santamaría no ha sabido evitar críticas de algunas televisiones, como La Sexta, principalmente.

No obstante, Sáenz de Santamaría ha sumado a sus funciones la de negociar el desafío soberanista de Cataluña. Precisamente, la vicepresidenta y el propio Margallo protagonizaron en el pasado momentos de división en el consejo de ministros por cómo enfocar la solución a este problema.

- Los cospedales. Son un grupo de personas afines a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Ya han protagonizado algún encontronazo con los sorayos, sus archienemigos, a cuenta de la continuidad de Cospedal en la secretaría general del PP tras el congreso nacional de febrero.

Juan Ignacio Zoido, ministro del Interior, y Dolors Montserrat, de Sanidad, son dos de los cercanos a su compañera de Defensa. Ambos ministros son también fieles escuderos de Rajoy. Llama la atención la presencia de la segunda en el equipo que negoció con Ciudadanos el apoyo a la investidura de Rajoy, demostrando que es un valor al alza en el PP.

- Los nadales. Es un nuevo núcleo de poder en torno al marianismo. Los hermanos Nadal han sido los grandes triunfadores de la remodelación gubernamental en esta segunda legislatura del PP. 

Álvaro Nadal, exdirector de la Oficina Económica de Moncloa, es ahora ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital. Ha ascendido de manera notable. Su hermano Alberto, que era secretario de Estado de Energía en la era Soria, ha sido fichado por Cristóbal Montoro como secretario de Estado de Presupuestos y Gascos. Otro escalón superior. Además, Eva Valle, esposa de Alberto Nadal, acaba de ser nombrada directora de la Oficina Económica de Moncloa.

Así, los Nadal ganan influencia en el área económica del Gobierno que Rajoy ha cuidado tanto durante su primera legislatura y que ahora quiere impulsar para culminar sus ocho años al frente del Ejecutivo. 

- Los restos del G-8. El en otro tiempo todopoderoso G-8 de ministros ha perdido gran parte de su poder pero todavía conserva a algunos de sus integrantes. Algunos de ellos eran amigos personales de Rajoy y ahora han quedado fuera del Ejecutivo a la espera de un destino.

En su día, el G-8 estaba compuesto por José Manuel García-Margallo, Jorge Fernández, Ana Pastor, José Manuel Soria, Miguel Arias Cañete, Pedro Morenés, Rafael Catalá e Isabel García Tejerina. Solo continúan en el consejo de ministros los dos últimos.

El resto de los actuales ministros, Luis de Guindos y Alfonso Dastis, podrían considerarse como independientes. Son los únicos que no tienen el carnet del PP y que no están encuadrados en ninguna de las corrientes.