Fernández Díaz: "Es un hecho mezquino, mafioso y delictivo con clara intencionalidad política"

  • El ministro de Interior dice que nadie ha condenado el hecho y que estaba programado y planeado para hacer daño en el momento más oportuno. 

  • Lo tacha de delito político mezquino, mafioso y dañino con el "el agravante de que se cometió hace dos años y sale ahora de la manera más adecuada para hacer el mayor daño político".

Fernández Díaz acusa al Parlament de preparar a De Alfonso una defenestración "sumarísima"

Fernández Díaz acusa al Parlament de preparar a De Alfonso una defenestración "sumarísima" BADALONA (BARCELONA) | EUROPA PRESS

"Soy el primer interesado en aclarar qué es lo que ha sucedido", declara hoy Fernández Díaz de nuevo ante la prensa tras el escándalo de su reunión con el director de la oficina antifraude de Cataluña.

"Ya he dicho todo lo que tenía que decir y creo que lo que se está produciendo en las últimas horas no hace sino confirmar que efectivamente además de un hecho delictivo tiene una clara intencionadamente política".

El ministro de Interior asegura que se está intentado influir en el resultado electoral con prácticas delictivas. "Estamos en la recta final de la campaña y ayer ya vimos unos centenares de independentistas manifestarse frente al gobierno y está claro que nadie puede dudar de que quien hizo eso cometió un delito con intencionalidad política".

"Una grabación de hace dos años difundirla por fascículos en los últimos días de la campaña es algo que pertenece al género más negro de la política y cuando hablamos de regeneración hay que meter este capítulo para que nadie más sea víctima de esta tropelía", continúa.

"Lo que hoy me ha pasado a mi le puede pasar mañana a cualquiera", sentencia. El ministro en funciones solicita "que haya una solidaridad en relación a qué prácticas de este tipo, incompatibles con lo que debe ser un estado de derecho, se produzca en una campaña que debe ser limpia". Lamenta que "nadie haya condenado esta actitud mafiosa que pretende hacer daño a un partido y a un candidato. No quiero contribuir a que los que han hecho la mezquina actuación todavía les de más y me he expresado con claridad". 

El Ministro de Interior en funciones dice que durante la grabación hablan dos personas, un magistrado que lucha contra la corrupción y un ministro de Interior y al "hablar en privado hablas en tono coloquial y si te graban ilegalmente y te editan la grabación puede surgir que hasta hemos hablado de robar. El sentido común de la gente sabe distinguir lo sucedido y hacer su propio juicio. Hay un delito que hay que investigar y no cualquier delito sino con connotaciones políticas y absolutamente condenable".

Sobre la comparecencia del director de la agencia antifraude de Cataluña cree que "se le somete a un juicio sumarísimo. Ya se le ha juzgado y se ha alterado un pleno para proceder a su destitución. Parece que luchar contra el fraude está bien siempre y cuando no se investiguen a personas o se sigan investigaciones que implican a personas que están en el proceso independista".

Quiere aclarar que "en dos año no se ha filtrado nada que afectara a las dos personas que aparecen en las conversaciones, ni ninguna acción penal contra ellas y eso demuestra que no había ninguna intención que presuntamente se había establecido de que nada más y nada menos estábamos prefabricando pruebas lo que sería gravísimo. Me remito a la prueba del algodón. Si no hubiera sido por las filtraciones nadie habría sabido que se investigaba a esas personas. Habrá sido porque esa investigación no tiene fundamentos como para judicializar las investigaciones lo que demuestra que ese encuentro formaba parte de la normalidad institucional", concluye.