Santamaría convierte la Conferencia de Presidentes en un acto contra el 1-O


  • En la reunión de balance de la Conferencia de Presidentes, Santamaría ha abogado por la unidad y ha emplazado a Cataluña a ver cómo "el resto de España dialoga y se entiende".

  • "Puigdemont y Junqueras pueden hacer dos cosas: o asumir su fracaso ahora o asumirlo el 1 de octubre", ha dicho la vicepresidenta.

  • Te interesa leer: El director de los Mossos, Albert Batlle, presenta su dimisión a dos meses del 1-O

El Gobierno convierte la Conferencia de Presidentes en un acto contra el 1-O

El Gobierno convierte la Conferencia de Presidentes en un acto contra el 1-O

El 17 de enero, el Gobierno y las Comunidades Autónomas, a excepción del País Vasco y Cataluña, cerraron once pactos y llegaron a un acuerdo: convocar la próxima Conferencia de Presidentes en seis meses para evaluar los resultados. Exactamente el día que el plazo concluye, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, ha presentado a las comunidades autónomas el balance del cumplimiento de esos pactos, que el Gobierno da por superados en su mayor parte.

La reunión ha servido al Ejecutivo para sacar pecho e insistir en la necesidad de que gobierno central y comunidades caminen de la mano para impulsar políticas activas que beneficien a todos. Este mensaje de unidad llega tras semanas de reproches cruzados entre Madrid y Barcelona, por la deriva secesionista del Govern, que no desiste en su idea de convocar un referéndum el 1 de octubre. No es casual que Puigdemont haya sido una de las ausencias más sonadas durante la cita, junto con la de su homónimo vasco.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Soraya Sáenz de Santamaría, ha puesto precisamente como ejemplo de diálogo y entendimiento los acuerdos alcanzados en la Conferencia de Presidentes, y ha emplazado a Cataluña a ver cómo "el resto de España dialoga y se entiende".

También se ha referido a la dimision del director de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle. "Que cualquier persona que quiera hacer bien su trabajo, que respeta la ley, que cumple con su obligación tenga que verse obligada a dimitir por motivos políticos, pone de manifiesto la dinámica que está consiguiendo Puigdemont y Junqueras", ha afirmado la vicepresidenta en declaraciones a los medios de comunicación.

"Cuando la gente moderada, que ponía realismo político, se tiene que ir de la Generalitat, Puigdemont y Junqueras pueden hacer dos cosas: o asumir su fracaso ahora o asumirlo el 1 de octubre, porque el referéndum no se va a celebrar y va a ser un fracaso", ha remachado Sáenz de Santamaría.

"En cualquier democracia un Gobierno como ese había durado dos telediarios", ha afirmado la vicepresidenta, que ha añadido que si "están durando un poquito más es porque no saben cómo asumir que el referéndum es un fracaso". "Si en esa dinámica de estar encerrados en sí mismos se elige a quienes son más radicales, más fanáticos a la hora de llegar al 1 de octubre, ¿qué referéndum quieren hacer, a dónde quieren llevar al pueblo de Cataluña? Si optan por despeñarse, por no asumir el fracaso de lo que están planteando hasta el 1 de octubre, por tensionar a la sociedad catalana, en estos meses tendrán una respuesta por parte del Gobierno y de las instituciones del estado", ha señalado también la vicepresidenta.

Once pactos cumplidos

Para marcar el poder de la unidad entre autonomías, el Gobierno ha insistido una y otra en que los resultados de estos seis meses de esfuerzo conjunto con las comunidades son buenos y que han trabajado de forma coordinada y eficaz. "Hay un importante grado de cumplimiento", ha subrayado Santamaría.

"Vamos a cerrar pactos importantes sobre algún tema que se ha tratado", ha añadido la vicepresidenta, en referencia, probablemente, a los nuevos modelos de financiación autonómica y local, primero de los acuerdos que se alcanzaron en enero y cuyo debate comenzó el 1 de marzo. Además, ya han finalizado las dos comisiones de expertos que el Gobierno ha nombrado para dar su opinión sobre el asunto y establecer unas líneas de trabajo.

También se llegó al acuerdo de impulsar una Estrategia Nacional para el reto demográfico. Dicho y hecho. El Consejo de Ministros aprobó el 27 de enero un Real Decreto por el que se creaba el Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico, regulando su funcionamiento.

En tercer lugar, la Conferencia de Presidentes apostó por un Pacto social y político por la educación. El acuerdo instaba a que en la Comisión General de Comunidades Autónomas del Senado celebrara un debate monográfico, que tuvo lugar el 27 de marzo.

Por otro lado, la Conferencia pedía la creación del Consejo Nacional de Protección Civil para mejorar la coordinación ante catástrofes o nuevas amenazas terroristas. El 29 de marzo se convirtió en realidad.

Para definir el mapa de las prestaciones sociales, la Conferencia acordó la creación de una tarjeta social que permitiera saber qué ayudas reciben los ciudadanos que las hayan pedido. Los trabajos para hacerlo posible se iniciaron el pasado 22 de abril.

El sexto pacto buscaba hacer partícipes a las comunidades del decreto-ley para evitar cortes eléctricos en familias con pocos recursos. El nuevo bono eléctrico, coordinado con las entidades locales, se aplica a rentas inferiores a 9.600 euros y entró en vigor en junio.

En busca de un empleo de calidad, la Conferencia de Presidentes instó a la modernización de los servicios de empleo, así como a estimular la Garantía Juvenil y la protección de parados mayores de 45 años. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, anunció el 15 de junio una ayuda directa de 430 euros mensuales para jóvenes que no estudian ni trabajan y vinculada a un contrato de formación.

En cuanto a Conferencia paraAsuntos Relacionados con la Unión Europea se reunió el pasado 15 de febrero, tal y como se había acordado. Más rápida fue la elaboración de un Plan de ayuda de emergencia a refugiados, cuyos trabajos comenzaron apenas dos días después de la cita de los presidentes autonómicos.

Además, las comunidades pactaron el aumento de las tasas de reposición para funcionarios. El cumplimiento de esta medida ha propiciado la mayor convocatoria de empleo público desde 2008, con casi 30.000 efectivos, y el avance hacia la estabilización de los interinos.

Al igual que con el pacto educativo, la Conferencia instaba a la celebración de una sesión monográfica sobre violencia de género. El 21 de julio se aprobará, si todo va según lo previsto, el Pacto contra la Violencia de Género que se debatió el pasado 9 de marzo.

Por último, también se ha materializado el compromiso de reformar el reglamento de la Conferencia, con un nuevo texto, publicado en el BOE el 23 de marzo, que establece la novedad de elaborar un informe anual sobre el estado de cumplimiento de los acuerdos y recomendaciones.

Para llevar a cabo todos estos compromisos se ha requerido y activado el trabajo de siete conferencias sectoriales: Empleo y Asuntos Laborales, Educación, Igualdad, Asuntos relacionados con la Unión Europea, Consejo Nacional de Protección Civil, Consejo para la Unidad de Mercado y Consejo Territorial del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia.