Interior da por desactivada la célula terrorista y Govern y Mossos lo niegan


  • Así lo ha anunciado el ministro Juan Ignacio Zoido en rueda de prensa, pero la policía autonómica y el Govern de Cataluña han replicado que "la investigación sigue abierta".

  • Por otra parte, el Gobierno ha decidido mantener el nivel 4 de alerta terrorista. Se reforzarán las medidas de seguridad en lugares o eventos de afluencia masiva.

  • Te interesa leer: Los dos ‘ángeles de Las Ramblas' que salvaron en silencio decenas de vidas

Juan Ignacio Zoido

Juan Ignacio Zoido

El Gobierno ha decidido no elevar el nivel a la alerta máxima por el terrorismo, que implicaba sacar militares a la calle, y lo mantendrá en 4. Así ha sido anunciado por el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido. Además, el Ejecutivo ha dado por desarticulada la célula terrorista responsable de los atentados en Cataluña.

Respecto a esta última situación, los Mossos d'Esquadra lo han negado. Albert Oliva, portavoz de la policía autonómica, ha manifestado que "la investigación se mantiene abierta" y serán los propios Mossos los que informen del final de las pesquisas.

Oliva ha dicho este sábado que la opción de que se produzca un nuevo atentado "no se descarta nunca. No desmentimos ni confirmamos a un ministro", ha manifestado, y ha recordado que han pasado pocas horas de los atentados y que, durante este tiempo, se han producido muchas acciones y detenciones en actuaciones rápidas, y que, a partir de ahora, la información correrá de forma más lenta y detallada.

El portavoz policial ha insistido en que los Mossos son los que lideran la investigación y que la Policía Nacional y la Guardia Civil trabajan de forma complementaria, ofreciéndoles mucha información: "De la misma manera que Mosso fue quien dio la primera información, somos los que vamos a concluirla".

Minutos antes, el Ministerio del Interior había dado por "totalmente" desarticulada la célula que atentó esta semana en Cataluña, después de los cinco terroristas abatidos en Cambrils, los que han sido detenidos y las identificaciones que se están haciendo en otro tipo de diligencias que están en marcha.

Así lo había asegurado Zoido en rueda de prensa, tras haberse reunido con los máximos responsables de las fuerzas de seguridad y de la inteligencia en materia antiterrorista en la mesa de evaluación de la amenaza.

El Govern: "No se puede dar por desarticulada la célula"

El conseller del Ministerio del Interior catalán, Joaquim Forn, también ha negado la afirmación de Zoido. "No se puede dar por desarticulada la célula hasta detallar el paradero de todas las personas que forman parte de ella", ha manifestado.

"No quiero contradecir al ministro Zoido ni mucho menos, pero esta es una investigación que se está llevando a cabo desde los Mossos d’Esquadra y hay varias líneas de investigación, así como actuaciones que no se dan por terminadas", ha detallado Forn a los medios de comunicación después de firmar el libro de condolencias del Ayuntamiento de Barcelona.

Forn considera que “lo que se produjo en Cambrils permite garantizar que se ha dado un golpe muy fuerte a la célula, pero en este momento no se puede decir que esté absolutamente desarticulada”.

Sigue el nivel 4

Por otra parte, el Gobierno ha decido no elevar a nivel 5 la alerta terrorista. Esa decisión hubiera conllevado medidas "de carácter excepcional". Se activa cuando se dispone de informaciones sobre la probabilidad de un atentado inminente, algo que los expertos -por ahora- no contemplan.

La medida podía implicar la presencia militar en las calles para reforzar infraestructuras críticas y otros "objetivos estratégicos" incluyendo el reconocimiento aéreo de objetivos estratégicos no urbanos.

Te interesa leer:Los Mossos registran la casa del imán de Ripoll buscando pistas de los atentados

Este nivel suele conllevar la suspensión de las vacaciones de la totalidad de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. También, de haberse adoptado, podía facilitar la "restricción y control del espacio aéreo".

"No hay riesgo de atentado inminente"

"No se da la situación de atentado inminente, según nos han dicho los expertos", ha manifestado Zoido.

Esta medida se ha adoptado tras celebrarse una reunión, esta mañana, a la que han acudido los máximos responsables de la lucha antiterrorista de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (Citco).

Te interesa leer:El único huido se convierte en el principal sospechoso del atentado en Las Ramblas

También acudieron a la cumbre los responsables del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Cifas) y de los Mossos d'Esquadra y de la Ertzaintza, entre otros especialistas.

El encuentro entre los especialistas en la lucha contra el terrorismo comenzó a las 10.00 h. en la sede del Ministerio del Interior, y duró casi dos horas. El próximo lunes, por su parte, se convocará el pacto antiyihadista, en el que están representados los partidos políticos, algunos como observadores.

Incremento de medidas de seguridad

Zoido ha explicado después que, a pesar de mantener el nivel 4, se reforzarán las medidas de seguridad en lugares o eventos de afluencia masiva, con "especial énfasis" en la zonas de turismo.

El ministro ha presidido la reunión extraordinaria de la mesa y después se ha trasladado al Palacio de la Moncloa para informar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de esta decisión.

Zoido ha explicado después, en rueda de prensa, que este nivel 4 alto se reforzará con la intensificación de las medidas de seguridad en lugares o eventos de afluencia masiva, con "especial énfasis" en la zonas de turismo.

Con la opinión unánime de todos estos expertos, la mesa ha decidido que España siga en nivel 4 y no elevarlo al 5 (el máximo, que supondría la presencia del Ejército en las calles), al entender que no existe un riesgo de "atentado inminente".

Se intensificará, además, la prevención en potenciales objetivos de ataques terroristas, se reforzarán los dispositivos de reacción frente a atentados y se estrechará la colaboración con las policías locales para incorporar las capacidades de estos cuerpos a las medidas que recoge el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista.

En este último punto, Zoido ha propuesto que se promuevan las reuniones de las juntas locales de seguridad para que se analicen los riesgos y se valore la instalación de medidas pasivas de seguridad.