El Gobierno se resiste a poner en marcha el nivel 5 para no sacar militares a la calle


  • No se descarta, no obstante, que tras el shock de los últimos días se intensifique el nivel de alerta 4. 

  • El nivel 5 de alerta antiterrorista conlleva medidas "de carácter excepcional". Se activa cuando se dispone de informaciones sobre la probabilidad de un atentado inminente. 

El Gobierno se resiste a poner en marcha el nivel 5 para no sacar militares a la calle

El Gobierno se resiste a poner en marcha el nivel 5 para no sacar militares a la calle

Los atentados producidos en Cataluñahan provocado que el Gobierno estudie cambiar el nivel de alerta del actual 4, establecido el pasado 26 de junio, después de los atentados de París a nivel 5. Todo indica que este paso no se llevará a cabo. El Gobierno se resiste, en principio, a elevar el nivel a la alerta máxima para no sacar militares a la calle. No se descarta, no obstante, que tras el shock de los últimos días se intensifique el nivel de alerta 4

De hecho, el nivel 5 de alerta antiterrorista conlleva medidas "de carácter excepcional". Se activa cuando se dispone de informaciones sobre la probabilidad de un atentado inminente. Puede conllevar la presencia militar en las calles para reforzar infraestructuras críticas y otros "objetivos estratégicos" incluyendo el reconocimiento aéreo de objetivos estratégicos no urbanos. Este nivel suele conllevar la suspensión de las vacaciones de la totalidad de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. También se podrá decretar la "restricción y control del espacio aéreo".

El temor a atentados yihadistas ha provocado que en los últimos años se haya incrementado de forma paulatina el nivel de alerta en España. El nivel 3 sobre 4 se activó en España durante las elecciones generales de 2008 y en la proclamación del rey Felipe VI, dos eventos que requerían un paso más en el nivel de seguridad.

El nivel 4 se activó en junio de 2015 tras los atentados contra la revista en Charlie Hebdo, Túnez, Kuwait y Somalia. En él estamos en estos momentos.

Los Niveles de Alerta Antiterrorista fueron introducidos en España por primera vez por el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista de 9 de marzo del 2005 como consecuencia de los atentados ocurridos en Madrid del 11 de marzo del 2004. Este primer Plan establecía 3 niveles.

En 2009, la Instrucción 4/2009 de la Secretaría de Estado de Seguridad modificó el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista, introduciendo una escala de 4 niveles, con dos intensidades.

El actual sistema, de 2015

El actual sistema de niveles entró en vigor en mayo del 2015 como consecuencia de la publicación de la Instrucción 3/2015 de la Secretaría de Estado de Seguridad, por la que se actualizó el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista con el fin de mejorar, por un lado, la protección de los potenciales objetivos de las organizaciones terroristas y reforzar, por otro, las capacidades de investigación y neutralización de la amenaza.

La activación de cada NAA compete al ministro del Interior, a través de la Secretaría de Estado de Seguridad, en base a los informes de valoración de la amenaza y otras circunstancias asociadas a la misma que elabora un comité integrado por expertos en la lucha antiterrorista.

La activación de cada NAA depende de la valoración de la amenaza y otras circunstancias asociadas a la misma. Por un lado, la amenaza se valorará en función de la intención, la capacidad y la probabilidad de comisión de un atentado terrorista. Por otro, su correlación se valorará en función de la vulnerabilidad de los potenciales objetivos de ataque y su posible impacto o repercusión.

Cuáles son los niveles de alerta antiterrorista

Tras los atentados del 11 de marzo de 2004 se pusieron en marcha una serie de protocolos preventivos. Estos protocolos se modificaron en mayo de 2015 con el objetivo de reforzar la protección de los posibles objetivos de organizaciones terroristas y la investigación y neutralización de dichas amenazas.

Nivel 1: riesgo bajoEste nivel se da cuando no existe ningún riesgo de atentado o la posibilidad de que lo haya es remota. Mantiene a los servicios de seguridad en situación de normalidad. Las medidas son de identificación de objetivos terroristas.

Nivel 2: riesgo moderadoSupone un aumento de la vigilancia casi invisible, centrado en las potenciales amenazas y se centran en asegurar un óptimo control de los posibles objetivos de atentado terrorista. El nivel de alerta 2, cuando es de intensidad alta, implica aumentar la vigilancia por parte de las autoridades en sitios donde se suelen desarrollar los atentados del terrorismo islamista -zonas con mucho tránsito, transportes e infraestructuras básicas, además de lugares como embajadas y consulados vinculados a EEUU, Reino Unido o Francia.

Nivel 3: riesgo medioEste nivel supone "un reforzamiento" del control de esos posibles objetivos y la intensificación de la actividad investigativa y de inteligencia por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En un grado más elevado en el nivel tres se remiten a los Cuerpos Policiales competentes (estatales y autonómicos) el listado de los objetivos especialmente sensibles ante un hipotético atentado terrorista que se encuentren en su área de actuación. También significará un despliegue de las Unidad de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional y de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil.

Nivel 4: a riesgo altoEn este nivel se refuerzan los dispositivos de seguridad en la vigilancia de objetivos susceptibles e infraestructuras críticas. Supone una mayor presencia policial en las calles y un aumento de la vigilancia en lugares susceptibles de atentado. En definitiva, una mayor visibilidad de las unidades de las fuerzas de seguridad en las labores de protección y prevención.

Nivel 5: riesgo muy altoEs el que se lleva a cabo ante la posibilidad de un atentado inminente. Ofrece la posbilidad de reforzar infraestructuras críticas y otros"objetivos estratégicos" con mililares y reforzar el espacio aéreo.

¿Qué es el Plan de Prevención y Protección Antiterrorista?El Plan de Prevención y Protección Antiterrorista establece las directrices generales que permitan asegurar la detección, seguimiento, análisis y evaluación continuada del riesgo de atentado terrorista con el objetivo de poner en marcha medidas de prevención. Las medidas del Plan estarán principalmente dirigidas a la protección de servicios esenciales, centros y organismos públicos u oficiales y sectores estratégicos.