Iglesias y Sánchez olvidan las líneas rojas y piensan ya en un gobierno de izquierdas


  • Han centrado la reunión en temas sociales como relaciones laborares, la recuperación de la negociación colectiva, políticas de igualdad o pensiones.

  • También han abordado la cuestión catalana y han pactado abrir espacios de diálogo en el Congreso para buscar conjuntamente soluciones a la situación secesionista.

Iglesias y Sánchez dejan atrás las líneas rojas y pactan un gobierno de izquierdas

Iglesias y Sánchez dejan atrás las líneas rojas y pactan un gobierno de izquierdas

Dos horas y veinte minutos de reunión han dado para mucho. Alejados de líneas rojas y apostando por un pacto de izquierdas, la primera reunión entre Podemos y el PSOE no ha estado exenta de contenido. Además de Cataluña, la precariedad juvenil y la pobreza infantil; relaciones laborares, la recuperación de la negociación colectiva; políticas de igualdad; pensiones; y medidas para impedir el bloqueo de iniciativas en el Parlamento por parte del Ejecutivo, han sido algunos de los temas que han tratado ambas formaciones.

La diputada de Podemos Irene Montero ha sido la primera en comparecer y ha insistido en que la reunión ha servido para poner las bases de diálogo para un futuro gobierno de izquierdas y que ha provocado que el PP esté un poquito más cerca de salir del Gobierno.

"Nos ha servido para normalizar unas relaciones que ya veníamos normalizando. Vamos a generar un espacio permanente de trabajo llamada "mesa de coordinación parlamentaria", que servirá para establecer una interlocución preferente a la hora de sacar adelante iniciativas, para avanzar ese proceso de construcción de un gobierno alternativo y para gestionar nuestros desacuerdos", ha dicho.

Reconocer la soberanía de Cataluña

En cuanto a los temas tratados, Montero ha explicado que se han centrado en cuestiones sociales, con propuestas sobre pensiones, subidas del SMI, del fortalecimiento de la negociación colectiva, así como en ampliar la Garantía Juvenil a otros colectivos como parados de larga duración o mujeres mayores de 45 años.

Cataluña ha sido otro de los aspectos debatidos entre las dos formaciones. Xavier Domènech ha detallado que el PSOE ha expuesto las propuestas de su Declaración de Cataluña, que defiende que la solución al problema catalán pasa por una reforma constitucional. "Respetamos la idea, pero no es suficiente ante el hecho que estamos viviendo. Hay una mayoría de la población catalana que reclama su derecho a decidir y esa es nuestra apuesta. El fracaso de la política no puede resolverse en un juzgado. La solución pasa por un referéndum y el reconocimiento de la soberanía de Cataluña", ha mantenido.

Sin embargo, ha adelantado que han acordado abrir espacios de diálogo en el Congreso para buscar conjuntamente soluciones a la situación política en Cataluña, como la mesa de crisis territorial propuesta por Podemos en enero.

Por último, Yolanda Díaz, de la formación gallega En Marea, ha comentado que se han debatido "temas de relevancia para "mi país, Galicia". "Estamos contentos de que este PSOE haya cambiado de posición. Una de nuestras medidas será constituir una comisión de investigación del sobre el accidente del Alvia", ha resumido.

Centrados en tema sociales

Por su parte, Margarita Robles, portavoz del PSOE, ha criticado que el PP bloquee iniciativas en el Parlamento y ha explicado que una de las principales demandas a Unidos Podemos ha sido tomar medidas para evitar que esto ocurra.

"Además, hemos hablado de ingresos mínimos, del rescate de los jóvenes (becas, precariado, acceso a la vivienda, por ejemplo). El partido socialista tiene una especial sensibilidad con los salarios. Hemos dicho a Unidos Podemos que en el ámbito de agenda social es donde tenemos que trabajar conjuntamente, porque el PP está vetando y retrasando las iniciativas parlamentarias", ha insistido, a lo que ha añadido que se han propuesto también medidas como la investigación de "la utilización partidista del Ministerio del Interior".

En cuanto a Cataluña, ha criticado las dimisiones '"obligadas" de los últimos días. "Se están quebrando los principios básicos del Estado de Derecho. Hemos puesto de relieve que hay un problema, pero hemos discrepado en las soluciones. El PSOE no puede aceptar un referéndum ilegal, unitario, que se salte las normas de un Estado de Derecho. Nosotros estamos situados con la legalidad porque tenemos un sentido de Estado. Hay un absoluto inmovilismo por parte del PP. No nos podemos resignar ante una respuesta judicial. Hay que tratar de dar soluciones. En la Declaración de Barcelona se propone la reforma constitucional para constituir España como un Estado confederal", ha zanjado.

Trabajar también con C'S

La delegación de Unidos Podemos, que encabezaba Iglesias y que ha llegado al encuentro en primer lugar, estaba integrada por la portavoz del grupo, Irene Montero; el líder de IU, Alberto Garzón; los representantes de las confluencias, Xavier Domènech (En Comú Podem) y Yolanda Díaz (En Marea); y los dirigentes de Podemos Pablo Echenique, Rafael Mayoral, Nacho Álvarez, Gloria Elizo y Noelia Vera.

El equipo del PSOE, que ha llegado pocos minutos después, presidido por Sánchez, estaba compuesto por la portavoz parlamentaria, Margarita Robles; la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra; el portavoz económico, Pedro Saura; la diputada por Zaragoza y secretaria de Política Municipal, Susana Sumelzo; la coordinadora del PSC en el Congreso, Meritxell Batet; el secretario de Economía y Empleo, Manuel Escudero, y el secretario general del Grupo Socialista, Rafael Simancas.

La idea del PSOE es trabajar también y de forma paralela con Ciudadanos, aunque el ritmo de trabajo con el partido naranja es algo más lento. En este caso, Sánchez y Albert Rivera acordaron en su reunión avanzar sobre todo en iniciativas de regeneración democrática y contra la corrupción.