Jordi Cruz dice que puede prescindir totalmente de los becarios


Jordi Cruz, de nuevo envuelto en la polémica con los becarios.

Jordi Cruz, de nuevo envuelto en la polémica con los becarios.

El chef Jordi Cruz ha afirmado hoy que le "han pegado de bofetadas" por opinar sobre los becarios, cuando él solo defendía algo que cree "es normal", es decir, que "un artesano que le llama un aprendiz y quiere estar con él" pase a aprender en su cocina "por pura libertad, por puras ganas de aprender".

El responsable del restaurante ABaC, galardonado con dos Estrellas Michelín, ha explicado hoy a los medios de comunicación en Málaga con motivo del Food Explorers GastroMálaga -en el que participa- que él puede "prescindir totalmente de gente que venga a aprender", pero le encanta enseñar.

En este sentido ha destacado que le parece "maravilloso" hacer un convenio con una escuela de hostelería si le llama y le recomienda a algún joven, porque él se imagina "terminando la escuela y que me llame Joan Roca o Ferrán y me diga vente a aprender conmigo tres meses". Ha insistido en que solo se refería a eso.

Te interesa leer: Sergi Arola echa un cable a Jordi Cruz: "Yo salía de la cocina llorando"

"Ni hablaba de los becarios de un ayuntamiento en Madrid, ni hablaba de política: solo defendía algo que creo que es normal", ha subrayado, al tiempo que mientras haya una ley y un tipo de convenio de escuela que lo permita será "genial", y por supuesto les dará alojamiento para que "estén a gusto" en su casa.

"De 300 que pasaron por ABaC en los últimos años no encontrarás a ninguno que no te diga "es mi familia esa gente". Y gracias por lo que yo les he dado y por lo que ellos me han dado a mí. Punto", ha sentenciado al respecto.

Por último, ha dicho que le han llegado a decir que si se ha comprado palacetes "y unas chorradas que hay para flipar bastante".