Jordi Cruz responde a las críticas: "En las cocinas profesionales no hay becarios"


  • El chef asegura que no se puede mezclar trabajo o precariedad laboral con formación o educar a alguien que quiera aprender y se han mezclado las dos cosas.

  • Cruz no entiende por qué "por intentar hacer un buen trabajo y formar a gente te llamen explotador o te digan que estás tiranizando o tienes esclavos... es muy surrealista", asegura.

Jordi Cruz responde a las críticas: "En las cocinas profesionales no hay becarios"

Jordi Cruz responde a las críticas: "En las cocinas profesionales no hay becarios"

Jordi Cruz intenta apagar el fuego que empezó en las redes sociales a raíz de una declaración suya sobre los becarios en los restaurantes. Justificó no pagarlos. "No obligamos a nadie a venir ni pasar más horas. En mi casa ni yo mismo trabajo 16 horas al día. Mis cocineros hacen 8, 9 o 10 horas si hay mucho follón y me aprietas. Ellos son aprendices que vienen a aprender y no los usamos como mano de obra", ha asegurado.

También ha querido puntualizar en su entrevista en 'Al rojo vivo' que "no se puede mezclar trabajo o precariedad laboral con formación o educar a alguien que quiera aprender y se han mezclado las dos cosas y generado un petate sin sentido que ha generado que a mi se me insulte de forma bárbara".

Lo que más lamenta Cruz es que las críticas no sólo hayan llegado de forma anónima desde las redes sociales, sino también de políticos y "gente con responsabilidades". 

El cocinero también ha dicho que "en las cocinas profesionales no hay becarios, por lo menos en la mía, y tengo a unas cuantas personas estudiantes que son con convenio y les damos una formación adecuada y la cobertura que podemos".

Cruz no entiende por qué "por intentar hacer un buen trabajo y formar a gente te llamen explotador o te digan que estás tiranizando o tienes esclavos... es muy surrealista", continúa. 

El también presentador de 'Masterchef' ha hablado sobre su personal. Asegura que tiene 14 cocineros trabajando para 50 comensales en el restaurante y en el hotel hay 48 profesionales contratados "y seis personas que son estudiantes que tienen un convenio y que vienen y se les enseñan y hacen sus horas y les mimamos y estoy orgullosísimo de eso".

Cruz asegura que está "alucinando porque se me están dando todas las bofetadas pero todos podríamos hablar porque gestionamos unos aprendices, no becarios y les intentamos enseñar las virtudes de la gastronomía y no hacemos mal a nadie porque formar a alguien que está estudiando y se está formando no tiene nada malo ni es maltratarlo".

El chef recomienda siempre que los que quieren aprender deberían hacerlo de tres a seis meses "para pasar por todas las partidas que es como el temario y aprender todas las técnicas y que se formen y vean el lado profesional.