ENCUESTA Coches sin contaminación, ¿qué estás dispuesto a hacer?

¿Y a partir de ahora qué? Lo primero, esperar lo que diga el fiscal Horrach


El alejamiento paulatino de los Borbón Urdangarin de la Casa Real: de los salones de palacio al ostracismo en Suiza

El alejamiento paulatino de los Borbón Urdangarin de la Casa Real: de los salones de palacio al ostracismo en Suiza MADRID | EUROPA PRESS

¿Y ahora qué? Es la pregunta que se hacen los españoles después de conocer el fallo de la sentencia del caso Nóos en el que Iñaki Urdangarin ha sido condenado a 6 años y 3 meses de prisión y la infanta Cristina ha sido absuelta. El siguiente paso se conocerá la próxima semana pero, ¿ingresará el exjugador de balonmano en la cárcel de forma inmediata, tal y como va a pedir el fiscal? Existen posibilidades jurídicas de que no sea así.

La próxima etapa se vivirá en unos días, cuando en la Audiencia Provincial de Palma se celebre una mini-vista en la que Pedro Horrach pedirá ese ingreso inmediato en prisión. De forma paralela, la defensa de Urdangarín presentará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. Tiene cinco días hábiles para hacerlo.

En esa minivista en Palma de Mallorca Horrach pedirá la adopción de medidas cautelares para el aseguramiento de la ejecución de la pena. El fiscal presentará sus argumentos ese día. Previsiblemente hablará de un posible riesgo de fuga, de la repercusión social de los hechos por los que han sido condenados, del riesgo de comisión de nuevos delitos...

Serán entonces las magistradas quienes tengan que decidir si acuerdan adoptar esas medidas cautelares que pida el fiscal Horrach o no. 

[Lea aquí el fallo de la sentencia del caso Nóos]

Lo normal, según explican a Lainformacion.com diferentes fuentes jurídicas, es que las tres juezas de Palma no acuerden ese ingreso inmediato en prisión. Podrían tomar otras medidas, como la obligatoriedad para los condenados de que se queden en territorio nacional durante la sustantación del recurso, la retirada de sus pasaportes o que tengan que presentarse de manera semanal en un determinado juzgado.

¿Por qué no es previsible de que decreten el ingreso en prisión? En primer lugar hay que tener en cuenta que decretar prisión es una medida ya de por sí grave y que perjudica los derechos constitucionales del condenado. Además, hay que tener en cuenta que la suma de las penas es de 6 años y 3 meses, pero que es por diferentes delitos que tienen un tiempo de menor condena en prisión. 

Efectivamente, Iñaki Urdangarin ha sido condenado por cinco delitos:

  1. Un delito continuado de prevaricación en concurso medial con un delito de falsedad en documento público y con un delito de malversación de caudales públicos, por el que se le condena a 2 años y 8 meses de prisión, a una multa de 7 meses y 17 días con una cuota diaria de diez euros y a 2 años y 7 meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público autonómico y local de la Comunidad Autónoma de Baleares.
  2. Un delito de fraude a la Administración Pública, por el que se le condena a 7 meses de prisión y a 4 años y 6 meses de inhabilitación especial para empleo o cargo público autonómico y local de la Comunidad Autónoma de Baleares.
  3. Un delito de tráfico de influencias, por el que se le condena a 1 año de prisión.
  4. Un delito contra la Hacienda Pública, por el que se le condena a 1 año de prisión y a una multa del duplo de la cantidad defraudada (259.478,38 euros).
  5. Un delito contra la Hacienda Pública, por el que se le condena a 1 año de prisión y a una multa del duplo de la cantidad defraudada (253.075,30 euros).

Urdangarin, por tanto, ha sido condenado a esos 6 años y tres meses de prisión, pero por diferentes delitos. No es habitual que un primer tribunal decida decretar prisión ante esta situación.

[Todo apunta a que Urdangarin solicitará la cárcel de Badajoz y que la infanta se irá a Portugal]

¿Entrará alguna vez en prisión Urdangarin? Las mismas fuentes aseguran que sí, pero no en un corto periodo de tiempo. Quizá lo haga en unos meses y nunca estará más de dos años entre rejas, un tercio de la condena.

Respecto a la elección de prisión donde cumplir la pena Urdangarin podría solicitar el centro penitenciario que considere oportuno. En principio el tribunal que decrete su ingreso en prisión no debería oponerse al destino, salvo que no lo razone adecuadamente.

La opción más plausible es que Urdangarín solicite ingresar en la prisión de Badajoz para estar cerca de su familia. Eso sería posible si la infanta se traslada a vivir a Portugal con sus hijos, abandonando Suiza y optando por un lugar cercano a Estoril, como Lisboa, donde su familia pasó muchos años. Lisboa y Badajoz se encuentran a dos horas en coche.

Si el exduque de Palma ingresa en prisión ocupará un módulo de respeto, instalación de la que dispone la cárcel de Badajoz. Son instancias donde se garantiza un clima adecuado entre internos, alejado de otros reclusos que puedan ser conflictivos.