A dice que no se puede condicionar la concertación social a la negociación política, por ser un mandato estatutario

Pedirá en el próximo Pleno que la Cámara se pronuncie sobre la concertación social y sobre el diálogo político contra la crisis

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Grupo Socialista, Manuel Gracia, aseguró hoy que no se puede condicionar la firma del VII Acuerdo de Concertación Social a la negociación entre la Junta de Andalucía y los grupos parlamentarios para alcanzar un pacto político contra la crisis económica, como ha solicitado IULV-CA, ya que, según dijo, la concertación social es un mandato estatutario, no sólo da respuesta a la situación de crisis y, además, es una herramienta estructural, mientras que el diálogo político viene a ser una iniciativa coyuntural.

En rueda de prensa, Gracia consideró que este debate generado es "bastante artificial" y que no se puede pretender que la concertación social acepte los contenidos del acuerdo político, si es que éste finalmente se alcanza. "La concertación social es cosa de tres: la Junta y los agentes sociales y económicos, y hay que respetar su autonomía", aseguró el portavoz socialista, quien añadió que los acuerdos políticos son necesarios pero no forman parte del ordenamiento estatutario.

En concreto, el coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, aseguró el pasado martes que no tiene sentido que el diálogo político para el pacto contra la crisis y las negociaciones para el VII Acuerdo de Concertación Social se realicen de forma paralela, ya que, según dijo, "las conclusiones del pacto político deben estar sobre la mesa para la firma del acuerdo de concertación".

Respecto a las negociaciones entre los grupos políticos, Gracia afirmó que aún no hay una fecha prevista para la próxima reunión, si bien dijo que seguramente ésta se produzca antes del próximo pleno del Parlamento andaluz, que se celebrará los días 13 y 14 de mayo. Además, aunque insistió en que aunque no hay una fecha tope para cerrar el acuerdo político, "las negociaciones no podrán alargarse mucho más allá del verano".

Preguntado por si de no lograrse un acuerdo con el PP-A, el PSOE-A se plantearía un acuerdo bilateral con IULV-CA, el portavoz del Grupo Socialista afirmó que lo importante es ofrecer una respuesta ante la situación de crisis económica y que si sólo hay acuerdo con IULV-CA "qué se le va a hacer".

En esta línea, Gracia dijo que, como ya anunció el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, en el pleno de investidura, lo lógico es que el acuerdo político que finalmente se alcance tenga una traducción parlamentaria. No obstante, indicó que mientras que no se firme el acuerdo, el Gobierno está en su derecho de ir aplicando algunas de las 41 medidas que incluyó en el documento presentado a los grupos parlamentarios.

Y es que, según dijo, el presidente del PP-A, Javier Arenas, busca dilatar "al máximo" este proceso de negociación para que no llegue "el momento de la verdad, en el que tenga que mostrar su posicionamiento ante el documento". Además, Gracia destacó que tanto el PSOE como la Junta de Andalucía ha dejado claro que a las 41 medidas presentadas se les podrán incluir otras o modificar las mismas.

PROPOSICIÓN NO DE LEY

Por otro lado, el portavoz del Grupo Socialista presentó hoy una proposición no de ley que su formación defenderá en el próximo pleno del Parlamento y con la que pretende que la Cámara andaluza se pronuncie sobre el acuerdo de concertación social y la negociación política sobre el pacto contra la crisis económica.

En referencia a la concertación social, Gracia consideró que el Parlamento no debe pronunciarse sobre los contenidos pero sí urgir a que el proceso se cierre "en breve" por tratarse de una "instrumento imprescindible para contribuir a la salida de la crisis cuanto antes y en las mejores condiciones posibles".

Asimismo, en la citada iniciativa, el PSOE pide que el Parlamento sí se pronuncie sobre el contenido del proceso de negociación entre los grupos políticos iniciado el pasado 13 de febrero. Para Gracia, es legítimo que la Cámara haga un llamamiento para que se intenten buscar los máximos puntos de encuentro posibles.

En concreto, los socialistas solicitan que el Parlamento valore las conversaciones mantenidas entre la Junta y los grupos políticos, que tenían como intención el alcanzar un acuerdo entre todos y que han dado lugar a un documento con 41 medidas, que movilizan más de cinco mil millones de euros adicionales.

Por último, piden que el Parlamento inste al Consejo de Gobierno a adoptar en el ejercicio de sus responsabilidades y en el marco de sus competencias, cuantas nuevas medidas sean posibles para hacer frente a la crisis económica y a sus consecuencias, con especial atención a las familias en las que ninguno de sus integrantes perciba ningún tipo de ingreso o no sea beneficiario de protección, en coordinación con el Gobierno central y los agentes económicos y sociales.