A pedirá en el Parlamento la retirada del Anteproyecto de la Ley de Aguas y presentará mociones en los ayuntamientos

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, anunció hoy que su formación pedirá en el Parlamento de Andalucía la retirada del Anteproyecto de la Ley de Aguas, elaborada por el Gobierno andaluz y actualmente en periodo de exposición de alegaciones, por constituir, a su juicio, una apuesta por la burocracia y el intervencionismo. Además, presentará mociones en los ayuntamientos para el rechazo de la citada normativa.

En rueda de prensa, en la que estuvo acompañada por la responsable de Medio Ambiente del PP-A, Carolina González Vigo, Sanz indicó que el Anteproyecto de la Ley de Aguas va en contra de los ciudadanos y de los sectores productivos de la economía andaluza por el incremento del precio del agua, "del tres hasta el 100%", y de los ayuntamientos por la "usurpación" de competencias municipales por parte de la Junta.

En esta línea, el secretario general del PP-A indicó que la citada normativa también afectará a los agricultores y al turismo. "Lo último que un gobierno debe hacer en época de crisis es subir los impuestos", indicó Sanz, quien afirmó que la Junta de Andalucía pretende corregir su déficit presupuestario "vía impuestos".

Por su parte, González Vigo criticó que la Agencia Andaluza del Agua no haya ejecutado desde su creación en 2005 un total de 633,76 millones de euros presupuestados y aseguró que el interés recaudatorio de la Junta de Andalucía es fruto de la "incompetencia" de los gobiernos anteriores.

Asimismo, indicó que la Administración andaluz pretende también que sean los ayuntamientos y los entes supramunicipales los que realicen la subida del precio del agua, "cargando éstos con el coste político que ello supondría". "La Junta no puede gravar más, sino que tiene que gestionar mejor", añadió.

Por último, anunció que el PP-A mantendrá a lo largo de las próximas semanas reuniones sectoriales con agricultores, ganadores, regantes y asociaciones de vecinos y de consumidores para explicarles su rechazo al Anteproyecto de la Ley de Aguas con el que, a su juicio, la Junta mantiene una actitud "egoísta e irresponsable".